Enfermedades respiratorias


Llega el invierno y con ello la gran preocupación de los padres porque sus hijos no sufran de alguna enfermedad respiratoria, debido que el frío, la contaminación ambiental, el humo del tabaco y el hacinamiento son los principales responsables del aumento de estos males.

Dependiendo del lugar del cuerpo en que se alojen los gérmenes, las enfermedades respiratorias se dividen en altas y bajas. Éstas últimas son las de mayor gravedad y se manifiestan con Laringitis, Traqueitis, Bronquitis, Neumonía o Bronconeumonía. En tanto, las infecciones respiratorias altas son los resfríos, otitis, amigdalitis o faringitis.

Los virus y bacterias son la causa más frecuente de las enfermedades respiratorias. Éstos se transmiten a través de la tos, estornudos o por contacto directo; manos u objetos contaminados (juguetes), por lo tanto aquellos pequeños que asisten a la sala cuna, jardín infantil o tienen hermanos, están más expuestos a enfermarse.

Enfermedades respiratorias Glosario Médico

Medidas de prevención

Los lactantes, niños pequeños, prematuros, ancianos y enfermos crónicos son los más vulnerables. Por eso, la especialista entrega algunas recomendaciones para tener presente durante el invierno:

  1. Lávese las manos después de estornudar o tocar objetos que puedan estar contaminados.
  2. Al toser o estornudar use un pañuelo desechable o papel higiénico y luego arrójelo al basurero.
  3. Al momento de toser si no tiene pañuelo, cúbrase con el antebrazo y nunca lo haga con las manos
  4. Lávese las manos con agua y jabón frecuentemente.
  5. Evite los lugares cerrados con concentración de personas.
  6. No se automedique.
  7. No fume dentro del hogar.
  8.  Evite cambios bruscos de temperatura.
  9. Evite el contacto con personas resfriadas
  10. Consuma alimentos ricos en vitaminas.

Cuándo consultar

En los niños muy pequeños los padres deben contactarse con su médico ante la presencia de síntomas respiratorios, siendo urgente si el niño presenta fiebre alta por más de 48 horas o dificultad respiratoria: hundimiento de las costillas, respiración rápida, quejido y silbido al respirar. También cuando hay decaimiento importante, excesiva somnolencia y mala tolerancia a líquidos o alimentos, signos clínicos que permiten sospechar que una enfermedad respiratoria se está complicando o revierte mayor gravedad.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Glosario Médico.




Deja un comentario