Estreptozocina (Por Inyección)


¿QUÉ ES?
La estreptozocina pertenece al grupo de medicamentos llamados agentes alquilantes. Se usa para tratar el cáncer de páncreas.

Si algo de la información en este folleto le causa preocupación especial o si desea más información acerca de su medicamento y su uso, consulte con su médico, enfermera o farmacéutico.

ANTES DE USAR
Hable con su médico acerca de los posibles efectos secundarios de este medicamento.

Algunos de ellos pueden ser serios o de larga duración.

Dígale a su médico, enfermera y farmacéutico si usted . . .

es alérgico a cualquier otro medicamento, ya sea recetado o no;
está embarazada o piensa quedar embarazada mientras esté usando este medicamento o si piensa tener hijos (para hombres y mujeres);
está dando el pecho;
está tomando cualquier otro medicamento recetado o no;
tiene cualquier otro problema médico, especialmente varicela (incluyendo exposición reciente), herpes zóster (culebrilla), enfermedad del riñón o enfermedad del hígado;
ha sido tratado alguna vez con radiación o medicamentos para el cáncer.

USO APROPIADO
Mientras esté recibiendo este medicamento, puede que su médico quiera que tome líquidos adicionales para que pase más orina. Esto ayudará a prevenir los problemas del riñón y a mantener a sus riñones funcionando bien.

Este medicamento usualmente causa náuseas y vómitos que usualmente ocurren dentro de las 2 a 4 horas después de recibir una dosis y pueden ser muy fuertes. Sin embargo, es muy importante que siga recibiendo el medicamento, aunque sienta molestia o empiece a sentirse enfermo. Pregúntele a su médico, enfermera o farmacéutico acerca de maneras de disminuir estos efectos.

PRECAUCIONES
Es muy importante que su médico revise su progreso mediante visitas regulares para asegurar que este medicamento esté funcionando correctamente y para revisar si hay efectos no deseados.

Mientras se esté tratando con este medicamento, y una vez que termine el tratamiento, no se dé ninguna inmunización (vacuna) sin la aprobación de su médico.

EFECTOS LATERALES
Efectos secundarios que deben ser informados a su médico inmediatamente

Menos comunes — Ansiedad, nerviosismo o inestabilidad; escalofríos, sudores fríos o piel fría y pálida; sueño o cansancio o debilidad inusual; pulso rápido; dolor de cabeza; enrojecimiento, hinchazón o dolor en el lugar de la inyección; hambre inusual

Raros — Heces negras y breosas; sangre en la orina o en las heces; tos o ronquera; fiebre o escalofríos; dolor en la parte baja de la espalda o en el costado; dificultad o dolor al orinar; puntitos rojos en la piel; sangrado o moretones inusuales

Otros efectos secundarios que deben ser informados a su médico

Más comunes — Hinchazón de los pies o la parte baja de las piernas; disminución inusual en la necesidad de orinar

Efectos secundarios que usualmente no requieren atención médica

Estos posibles efectos secundarios pueden desaparecer durante el tratamiento; sin embargo, si continúan o son molestos, consulte con su médico, enfermera o farmacéutico.

Más comunes — Náuseas o vómitos

Menos comunes — Diarrea

Otros efectos secundarios no listados arriba también pueden ocurrir en algunos pacientes. Si nota cualquier otro efecto, consulte con su médico, enfermera o farmacéutico.

Después de que deje de usar este medicamento, puede que todavía produzca algunos efectos secundarios que necesiten atención. Durante este período de tiempo, consulte con su médico lo antes posible si nota hinchazón de los pies o parte baja de las piernas o disminución en la necesidad de orinar.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Medicamentos.




Deja una respuesta