ESTRÍAS: UNA GUERRA QUE AÚN NO ESTÁ PERDIDA


Su aparición se debe a una fragmentación de la fibra elástica de la piel, que se produce cuando ha habido un rápido crecimiento del tejido. Generalmente son hereditarias, y afecta entre un 80 y 90% de la población femenina.

A pesar de que la piel es bastante elástica, cuando se estira excesivamente, la producción normal de colágeno -principal proteína encargada de fabricar el tejido conjuntivo de la piel- se altera. Esto hace que se fracture la piel y aparezcan las estrías, principalmente en muslos, glúteos y mamas.

Dentro de los factores responsables de la aparición de las estrías, está el aumento y descenso brusco de peso, tener antecedentes familiares y el cambio de etapa de la infancia a la adolescencia, especialmente en las mujeres, debido a que durante su desarrollo adquieren más redondeces que los hombres.

“El crecimiento que experimentan las mujeres en la pubertad, hace que la piel se estire de tal manera que no alcance ha formar la fibra elástica, produciendo estas fracturas en la piel“, explica la Dra. Emilia Zegpi, dermatóloga de Clínica Santa María.

Si bien las estrías son más comunes en las mujeres, los hombres también se pueden ver afectados, sobre todo aquellos que practican algún deporte y aumentan de forma muy rápida su masa muscular producto de ejercicios, barras o máquinas. En ellos, las estrías se presentan en los brazos, cerca de la región axilar y en la región dorso lumbar.

– Cómo prevenirlas

La apariencia de las estrías va a depender del tiempo en que hayan aparecido. Cuando tienen un color rojo vinoso significa que recién se están manifestando. En cambio, las antiguas adquieren un color más blanquecino. “Cuando las estrías están rojas es posible atenuarlas, hidratando la piel con preparados específicos, que favorezcan la formación de fibras colágenas y elásticas”, explica la especialista.

En tanto, durante el embarazo, las estrías salen en la región abdominal y en las mamas. Si bien es inevitable que surjan en este período, es posible prevenir que aparezcan en mayor cantidad. “No debe engordar en un mes lo que tiene que subir en los nueve meses, ya que eso fomenta la aparición de las estrías. Además, cuando las futuras mamás tengan su abdomen más prominente, es recomendable ‘fajarse’ o usar un calzón con el que puedan contener en forma más apropiada la guatita, así reducen las posibilidades de estriarse”, afirma la Dra. Zegpi.

Otra forma de prevenir es lubricar la piel desde los primeros meses del embarazo. Sin embargo, el uso de cremas debe consultarlo con su médico antes de aplicarlas, debido a que no da lo mismo la crema que se utilice.

La dermatóloga asegura que “el hecho de que una adolescente haya formado estrías cuando joven, no significa que también lo hará durante su embarazo. Eso es independiente”. Además, enfatiza que “la mejor forma de prevenir la aparición de estrías, es cuidando su alimentación para no subir ni bajar de peso en forma brusca y lubricar e hidratar la piel de forma frecuente y permanente”.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Dermatología.




Deja un comentario