Excesos: Tomar agua en su justa medida


Que rejuvenece y ayuda a adelgazar son las razones para tomar más líquido que los dos litros diarios recomendados por los especialistas.

Junto con una alimentación balanceada, un par de vasos de agua al día es suficiente para que el cuerpo funcione como corresponde y que los fenómenos regulatorios trabajen de forma libre y con menor exigencia. Sin embargo, hay quienes toman más litros diarios pensando que así podrán bajar de peso o que lograrán hidratar mejor la piel y rejuvenecerla.

Pero la verdad es que, fisiológicamente, no se justifica ni entrega un aporte a la salud. El doctor Arturo Ayala, nefrólogo de Clínica Alemana, explica que si se exagera el consumo de agua, lo único que se obtiene es más visitas al baño. El exceso lo eliminan los riñones antes de dos horas y el medio interno se diluye. Esto hace que la concentración de hormona antidiurética (ADH) disminuya, lo cual permite que el riñón elimine el exceso de agua.

Para saber si el cuerpo necesita más agua, el hipotálamo manda una señal de sed al cerebro gracias a la mayor concentración de minerales.

El cuerpo necesita de 1.600 ml. de agua al día para equilibrar las pérdidas obligadas. El metabolismo diario ayuda generando 200 ml. Por lo tanto, para mantenerse en balance se necesita consumir, a lo menos, 1.400 ml. de agua al día. Los alimentos aportan casi un litro de agua diario. Los vegetales son casi pura agua y la carne es en un 70% agua. Por lo tanto, teniendo una alimentación adecuada, lo que se debe tomar en líquidos extra no es más de 500 ml., o sea dos vasos al día.

Obviamente, es necesario tomar más líquido al hacer ejercicio, para compensar la pérdida por respiración y transpiración que puede llegar a ser muy abundante; en casos de enfermedades como diarrea o fiebre, ya que hay mayor pérdida, y quienes tienen tendencia a la formación de cálculos urinarios, para evitar la concentración de sales en la orina.

Pero, si alguien decide tomar más, no tendría problemas y con uno a dos litros diarios, la orina estará más diluida y eso tiene algunos beneficios para personas propensas a formar cálculos o que las deposiciones contengan mayor cantidad de agua, muy útil para los estíticos, agrega el especialista.
Cuándo no se puede tomar agua en exceso?
Se puede llegar a tomar hasta 10 litros de agua al día y no se producen problemas porque el riñón elimina el exceso de agua produciendo una orina extraordinariamente diluida, casi agua pura. Sin embargo, hay una serie de condiciones de enfermedad o de uso de medicamentos que hacen vulnerable a una persona frente al exceso de ingesta de agua.

En esas circunstancias, los mecanismos de dilución que tienen que ver con la supresión de la ADH no operan correctamente y la persona puede retener agua y diluir su medio interno. Así, las células nerviosas se hinchan, aumenta el tamaño del cerebro -que queda aprisionado por el cráneo- y hay alteración de conciencia e incluso convulsiones.

Asimismo, hay personas que, por su condición de enfermedad, tienen una tendencia a retener agua en exceso. Sucede con enfermos del corazón, de los riñones o del hígado, o personas que toman medicamentos que favorecen esa condición.

En otros casos, hay que aconsejar tomar agua con prudencia, como antes y durante una maratón o carreras de larga distancia, ya que se ha visto intoxicación por agua en personas que exageran la ingesta de líquidos en una competencia produciendo efectos graves en los afectados.

Cómo se pierde líquido
Diariamente, una persona en condiciones normales, pierde una cantidad de agua obligada que le permite cumplir con las exigencias metabólicas y de equilibrio hidrosalino.

Estas pérdidas se pueden resumir diariamente en:
Orina: mínimo 500 ml.
Respiración, sudoración y evaporación: 900 ml.
Deposiciones: 200 ml.

Si las pérdidas son mayores, más es el agua que debemos consumir. Por ejemplo, si hace mucho calor, aumenta la sudoración y las pérdidas por la respiración. En condiciones de mucho esfuerzo físico se pueden llegar a perder hasta 1500 ml. de agua por hora de ejercicio.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Medicina Deportiva.




Deja un comentario