Gemelas siamesas fueron separadas en Clínica Alemana


Las hermanas de cuatros meses de edad fueron intervenidas bajo un programa de beneficencia de este centro de salud y en el marco del convenio docente asistencial existente con el Hospital Padre Hurtado.

Alrededor de las 9:53 hrs. del sábado 10 de julio, fueron separadas con éxito una pareja de gemelas unidas (siamesas), hospitalizadas en Clínica Alemana desde marzo de este año. En estos momentos, se encuentran estables dentro de la complejidad extrema de la cirugía y su evolución aún es incierta.

El doctor Francisco Saitua, cirujano a cargo del equipo quirúrgico, explica que los días siguientes son claves. “Estamos optimistas, pero muy cautos y monitoreándolas en todo momento para poder reaccionar oportunamente a cualquier inconveniente”, agrega.

Las niñas nacieron el 15 de marzo de 2010, luego de una exitosa cesárea realizada en este mismo centro de salud, al que su madre adolescente fue trasladada desde el Hospital Padre Hurtado, donde estuvo internada durante el embarazo.

Desde su nacimiento hasta la madrugada del sábado, las siamesas estuvieron en estudio y preparación para la separación quirúrgica. Las hermanas compartían toda la pared torácica, pericardio, hígado y gran parte de los intestinos.

Si bien esta cirugía estaba programada para comienzos de septiembre próximo, tuvo que realizarse de urgencia antes de esa fecha, debido a crecientes dificultades respiratorias en las pacientes.

Dada la complejidad del caso, el procedimiento quirúrgico duró alrededor de 11 horas en total. En él participaron 12 cirujanos pediatras, 4 anestesiólogos, 3 enfermeras, 4 arsenaleras, 6 auxiliares de enfermería, además de todo el personal de apoyo.

El doctor Saitua explica que los resultados obtenidos son causa de alegría y motivación para el equipo. “Al momento de la separación hubo un aplauso espontáneo de todos los participantes. Después, salí para hablar con los padres y contarles que sus hijas ya no eran una unidad sino que cada una eran desde ese momento dos personas absolutamente independientes, eso fue muy emocionante. Trabajar en equipo con una adecuada planificación siempre se traduce en buenos resultados. Esto es motivo de mucha satisfacción para nuestro equipo”, asegura.
La abuela de las niñas también recuerda este momento como inolvidable. “Mi hija lloró mucho cuando las vio separadas, fue muy emocionante. Verlas en dos camas, después de tanto tiempo juntas”. Ahora está empezando otra etapa llena de expectativas: “Esperamos que crezcan, que estén bien, que sean sanas”, agrega.

Actualmente, las hermanas se encuentran internadas en la UCI Pediátrica de Clínica Alemana. Su nacimiento, cuidado y separación se ha realizado bajo un programa de beneficencia de este centro de salud y en el marco del convenio docente asistencial existente con el Hospital Padre Hurtado.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Exámenes y Equipo Médico.




Deja un comentario