Gimnasio de Neurología Infantil: Atención integral para los más pequeños


Este gimnasio, creado especialmente para lactantes y niños, funciona de lunes a viernes en el Servicio de Kinesiterapia.

Niños con trastornos del desarrollo, ya sea por causas neurológicas, ortopédicas, quirúrgicas, genéticas y metabólicas, entre otras, son derivados al Gimnasio de Neurología Infantil de Clínica Alemana.

Isabel Margarita Arrau, kinesióloga encargada de esta dependencia, asegura que “lo que más se atiende en esta área son retrasos del desarrollo, lesiones ortopédicas como pie Both o escoliosis, lesiones musculares como tortícolis, o neurológicas como hemiplejias”.

Este gimnasio, creado en 2007 especialmente para lactantes y niños, funciona de lunes a viernes y se ubica en el Servicio de Kinesiterapia de la institución. Cuenta con infraestructura adecuada para la rehabilitación, es decir, colchonetas, balones, rollos, bicicletas, espejos, juegos y juguetes, entre otros.

La especialista explica que “los ejercicios que aquí se realizan consisten en facilitar los movimientos del cuerpo del niño durante el juego, para que logre patrones motores lo más normales y adecuados a su edad”.

También se realizan intervenciones de neurorrehabilitación a todos los menores que presenten un desarrollo atrasado o atípico, por las causas ya descritas, con el objetivo de lograr un niño con su desarrollo integral (motor, cognitivo y psicosocial) lo más completo posible.

Aquí trabajan tres kinesiólogas, un fonoaudiólogo y un terapeuta ocupacional, todos especializados en neurorrehabilitación infantil.

“El beneficio de incorporar la terapia del equipo de neurorrehabilitación es procurar un desarrollo integral, tanto psicomotor, lingüístico y sensorial como cognitivo a los lactantes o niños que presenten alguna dificultad”, afirma la kinesióloga encargada.

Asimismo, la participación de los padres en estas terapias es fundamental para que sean realmente efectivas, por lo que se les enseña cómo hacer los ejercicios, ya que así pueden continuar con las sesiones a diario en sus hogares.

Patricia Ortiz, madre de Joaquín, un niño con Síndrome Down, asegura que desde que su hijo de un año y medio asiste a sesiones de neurología infantil responde mucho mejor a los estímulos de su entorno y está logrando autonomía.

Desde el año 2005 se realiza el seguimiento de todos los prematuros nacidos en Clínica Alemana. “Los resultados obtenidos sirven para prevenir o tratar atrasos o disfunciones, y de esta forma nivelar tempranamente la madurez psicomotora con la edad cronológica”, asegura Isabel Margarita Arrau.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Medicina Deportiva.




Deja un comentario