Gineco-obstetricia: Aborto espontáneo


La mayoría de los casos son inevitables y un 70% ocurre por problemas genéticos.

Alrededor del 10% de los embarazos que se inician terminan en un aborto espontáneo. La mayoría de ellos ocurre durante el primer trimestre del embarazo y cerca del 70% se debe a problemas genéticos.

Las señales de un posible aborto espontáneo son la presencia de una amenorrea, es decir, un atraso menstrual seguido de un sangrado genital acompañado de dolor abdominal bajo, tipo cólico, el que corresponde a pequeñas contracciones uterinas asociadas a un aumento de la hemorragia, la cual puede ser con coágulos y, a veces, con la eliminación espontánea de un pequeño “saco” transparente.

El doctor Ricardo von Muhlenbrock, ginecólogo de la Unidad de Medicina Materno Fetal de Clínica Alemana, explica que cuando se trata de problemas genéticos lo que ocurre es que el embrión trae algún tipo de malformación congénita, incompatible con su desarrollo.

Dr. Ricardo von Muhlenbrock, ginecólogo

Sin embargo, también existen otras causas tales como malformaciones uterinas, cicatrices uterinas, infecciones endometriales y algunos tumores uterinos.

Esto le puede pasar a cualquier mujer -entre 8 y 10% en edad fértil-, aunque hay factores de más riesgo como la mayor edad materna y la presencia de algunas enfermedades que hacen más frecuente esta situación.

El especialista agrega que en la mayoría de los casos los abortos espontáneos son inevitables, aunque se estima que cuando son secundarios a una enfermedad materna, se pueden prevenir corrigiendo la patología.
Recomendaciones
El doctor von Muhlenbrock enfatiza que todas las mujeres que han abortado deben recurrir a control médico, ya que en algunos casos el aborto puede ser “incompleto”, o sea que queden retenidos algunos fragmentos ovulares, por lo que es necesario un legrado uterino (“raspado”), el cual se realiza en pabellónLa atención oportuna es muy importante para evitar las complicaciones más comunes que son presentar anemia aguda o un shock, debido a la hemorragia que se produce al abortar. Con esto se podría lograr una recuperación rápida, de cuatro a siete días. Además, se debe recibir un complemento vitamínico que contenga fierro para tratar la anemia.

Sin embargo, para una recuperación integral también es imprescindible dar apoyo sicológico a la mujer, especialmente, si ha tenido pérdidas anteriores. “Generalmente, la paciente experimenta sentimientos de mucha pena, desconsuelo y frustración, por lo que es necesario que reciba apoyo emocional de parte de un especialista y también de la familia para que haga un duelo normal y lo supere en los plazos habituales”, sostiene.

Respecto de si hay que esperar para volver a embarazarse, el doctor aconseja esperar tres meses para empezar a intentarlo de nuevo. “Si la mujer ha tenido más de tres abortos, no se recomienda intentar otro embarazo hasta realizar un estudio completo de una eventual causa genética propia o de su pareja”, recalca.

Además, agrega que antes del próximo embarazo es recomendable la ingesta diaria de ácido fólico e iniciar lo más precoz posible los controles médicos.

Por último, el especialista señala que un aborto espontáneo aislado, no aumenta el riesgo, excepto si la paciente presenta dos o más abortos seguidos, situación que aumenta significativamente la posibilidad de un nuevo episodio.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Consejos para Mamá.




One Response to “Gineco-obstetricia: Aborto espontáneo”

  1. Paula Hormazabal Dice:

    Tengo 38 años, dos hijas, concebidas por ICSI. Con mi nueva pareja hemos querido tener un bebé, lo que no hemos logrado hasta ahora. Me he embarazado, pero en dos ocasiones me han tenido que hacer legrado por abortos retenidos. Me gustaría contactarme con el Dr. Von Muhlenbrock, para que vea mi caso, confío en él y sé lo excelente profesional que es, pues fue él quien trajo al mundo a mis dos princesas y perdí contacto. Si pudieran enviarme algún dato de él para contactarlo se los agradecería mucho.


Deja un comentario