Ifosfamida (Por Inyección)


¿QUÉ ES?
La ifosfamida pertenece al grupo de medicamentos llamados agentes alquilantes. Se usa para tratar el cáncer de testículo así como otros tipos de cáncer. Otro medicamento, llamado mesna, generalmente se da con la ifosfamida para prevenir problemas de la vejiga que pueden ser causados por la ifosfamida.

Si algo de la información en este folleto le causa preocupación especial o si desea más información acerca de su medicamento y su uso, consulte con su médico, enfermera o farmacéutico. Recuerde, mantenga éste y todos los demás medicamentos fuera del alcance de los niños y nunca comparta sus medicamentos con otras personas.

ANTES DE USAR
Hable con su médico acerca de los posibles efectos secundarios de este medicamento.

Algunos de ellos pueden ser serios o de larga duración.

Dígale a su médico, enfermera y farmacéutico si usted . . .

es alérgico a cualquier otro medicamento, ya sea recetado o no;
está embarazada
o
piensa tener hijos;
está dando el pecho;
está usando cualquier otro medicamento recetado o no, especialmente amfotericina B, azatioprina, cloranfenicol, colchicina, flucitosina, ganciclovir, interferón, plicamicina o zidovudina;
tiene cualquier otro problema médico, especialmente varicela (incluyendo exposición reciente), herpes zóster (culebrilla), infección, enfermedad del riñón o enfermedad del hígado;
ha sido tratado alguna vez con radiación o medicamentos para el cáncer.

USO APROPIADO
Este medicamento a veces se da junto con ciertos otros medicamentos. Si está usando una combinación de medicamentos, asegúrese de tomar cada uno a la hora correcta y no los mezcle. Si está tomando algunos de estos medicamentos por boca, pídale a su médico, enfermera o farmacéutico que le ayude a planear una manera de tomarlas a las horas debidas.

Mientras esté recibiendo ifosfamida, es importante que tome líquidos adicionales para que pase más orina. Además, vacíe su vejiga frecuentemente.

Este medicamento frecuentemente causa náuseas y vómitos. Sin embargo, es muy importante que siga recibiendo el medicamento, aunque sienta molestia o empiece a sentirse enfermo. Pregúntele a su médico, enfermera o farmacéutico acerca de maneras de disminuir estos efectos.

PRECAUCIONES
Es muy importante que su médico revise su progreso mediante visitas regulares para asegurar que este medicamento esté funcionando correctamente y para revisar si hay efectos no deseados.

Mientras se esté tratando con este medicamento, y una vez que termine el tratamiento, no se dé ninguna inmunización (vacuna) sin la aprobación de su médico. Además, otras personas que viven en su casa no deben tomar la vacuna oral contra la polio ya que es posible que le pasen el virus de la polio a usted. Además, evite las personas que han tomado la vacuna oral contra la polio en los últimos meses.

La ifosfamida puede reducir el número de glóbulos blancos en su sangre, aumentando la posibilidad de contraer una infección. También puede reducir el número de plaquetas, que son necesarias para la coagulación correcta de la sangre. Si esto ocurre:

Evite las personas con infecciones.

Tenga cuidado al usar un cepillo de dientes común, hilo dental o un palillo para los dientes.

No se toque los ojos ni el interior de la nariz a menos que se haya lavado las manos recién y no haya tocado nada más mientras tanto.

Tenga cuidado de no cortarse, hacerse moretones o lesionarse.

EFECTOS LATERALES
Efectos secundarios que deben ser informados a su médico inmediatamente

Más comunes — Sangre en la orina; necesidad frecuente de orinar; dolor al orinar

Menos comunes — Tos o ronquera con fiebre o escalofríos; fiebre o escalofríos; dolor en la parte baja de la espalda o el costado con fiebre o escalofríos

Raros — Heces negras y breosas; sangre en las heces; puntitos rojos en la piel; sangrado o moretones inusuales

Otros efectos secundarios que deben ser informados a su médico

Más comunes — Agitación; confusión; alucinaciones; cansancio inusual

Menos comunes — Mareos; enrojecimiento, hinchazón o dolor en el lugar de la inyección

Raros — Convulsiones; tos o falta de aire; llagas en la boca o en los labios

Efectos secundarios que usualmente no requieren atención médica

Estos posibles efectos secundarios pueden desaparecer durante el tratamiento; sin embargo, si continúan o son molestos, consulte con su médico, enfermera o farmacéutico.

Más comunes — Náuseas o vómitos

Este medicamento frecuentemente causa una pérdida temporaria del pelo. Después de que se termine el tratamiento, deberá volver el crecimiento normal del pelo.

Otros efectos secundarios no listados arriba también pueden ocurrir en algunos pacientes. Si nota cualquier otro efecto, consulte con su médico, enfermera o farmacéutico.

Después de que deje de recibir la ifosfamida, puede todavía producir algunos efectos secundarios que necesiten atención. Durante este tiempo, consulte con su médico inmediatamente si nota sangre en su orina.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Medicamentos.




Deja un comentario