Influenza A (H1N1): Charla para profesores y enfermeras


Clínica Alemana organizó una charla para informar a los colegios sobre esta epidemia y qué medidas tomar. En la ocasión, los asistentes también pudieron hacer preguntas.
El 2 de junio se realizó una charla sobre Influenza A (H1N1) en Clínica Alemana. A cargo estuvo el doctor Luis Miguel Noriega, infectólogo de la institución e integrante del comité asesor ministerial, quien explicó en qué consiste esta nueva epidemia, cómo se transmite y las medidas de higiene básicas para tratar de evitar su propagación, especialmente en establecimientos educacionales.

Asistieron 55 personas, entre profesores y enfermeras, de 27 colegios afiliados al convenio escolar de la Clínica, a quienes se les dio toda la información necesaria, con el objetivo de que transmitan lo aprendido en sus colegios. Además, a los asistentes se les entregaron afiches sobre medidas de prevención, tales como lavado de manos y precaución con los estornudos, cajas con mascarillas y termómetros, entre otros.

La charla fue organizada por el Centro de Extensión de Clínica Alemana. Su coordinadora, Verónica Elsholz, asegura que se realizó “dada la contingencia del tema y como una forma de apoyar a nuestros colegios afiliados al Convenio de Accidentes. Se organizó una charla y un panel de preguntas, y se entregaron, además, elementos diseñados para prevenir el contagio y educar a los niños en el lavado de manos”.

El doctor Noriega destacó la importancia de prevenir la transmisión de infecciones: “Hay que aprovechar este brote para reforzar la educación en la higiene y, para esto lo más importante es insistir en el lavado de manos constante, evitar las aglomeraciones y juntar a muchas personas en lugares cerrados, tener precaución al toser o estornudar, y no salir de la casa si se tienen los síntomas que indiquen un posible caso de influenza A (H1N1)”.

Agregó que, recientemente, se ha aclarado que la vacuna contra la influenza estacional no protege contra este otro virus. Asimismo, se ha descubierto que los mayores de 60 años que estuvieron expuestos a un virus que circuló el año 1957 y que era parecido a éste, tienen anticuerpos activos sobre el virus nuevo, por lo que probablemente, no va a haber personas mayores infectadas.

El especialista explicó que en Chile hay un plan de pandemias preparado hace años, por eso se ha respondido bien y de forma organizada. Actualmente, a cada persona mayor de cinco años que llegue con fiebre de más de 38,5°C más tos y otros síntomas respiratorios, se les considera como caso sospechoso e inmediatamente se le da el tratamiento respectivo con antivirales.

También el doctor Noriega llamó a la calma a la audiencia, asegurando que la gran mayoría de los casos de influenza A (H1N1) tienen una evolución leve. Además, la organización y el desarrollo sanitario del país permiten detectar a tiempo la mayoría de los casos positivos para tratarlos sin que se agraven. Asimismo, aclaró que hay una capacidad de respuesta muy buena, con muchos medicamentos para el que lo necesite y las medidas van cambiando y adecuándose a lo que es necesario día a día.

Dr. Luis Miguel Noriega
Jefe del Departamento de Medicina Interna, infectólogo

“Es súper importante utilizar todas estas cosas para despertar en los niños un poco de interés en la salud. Son oportunidades para manifestarles lo que significa una alimentación saludable en las defensas del organismo y explicarles que ellos también son parte de este círculo, que sean cuidadosos con estas medidas, que no se arriesguen a enfermarse, que eviten enfriarse, etc. Es una manera de involucrarlos, de que se sientan responsables”, concluyó el doctor.

Preguntas de los asistentes
– ¿Hay que suspender actividades extra programáticas?
La recomendación es que los alumnos sigan yendo a clases y que continúen con sus actividades regulares. El nivel de contacto diario que tienen es tan cercano que da lo mismo si se van a un retiro o hacen otras actividades. No es necesario suprimir estas actividades, salvo que el número de casos del establecimiento sea demasiado.

– En nuestro colegio hay muchos casos y los apoderados nos presionan a cerrarlo, pero el Ministerio de Salud determinó que no lo hiciéramos, ¿qué se le puede responder a los papás?
Mucha gente se pregunta por qué no adelantar las vacaciones para tener cerrados los colegios dos semanas y tener a los niños “aislados”. Sin embargo, el problema es que cuando vuelvan, va a bastar un solo niño que esté contagiado para que haya un nuevo brote. El riesgo de medidas drásticas como cerrar colegios, es prolongar el brote. En este momento no hay indicación sanitaria de suspender clases por el tema técnico de que no tiene un impacto real sobre la epidemia.

Una vez que se tiene el virus, ¿puede volver a dar?
Por esta temporada no, pero si el virus sigue circulando el próximo año, lo más probable es que tenga alguna mutación, por lo que podría dar influenza nuevamente. Pero por esta temporada sólo da una vez y la recuperación es similar a la de la influenza estacional, es decir, en niños dura unos cinco días y en adultos un poco más.

– ¿Qué tan efectivo es el uso de mascarillas?
Las mascarillas sólo se usan para los sintomáticos respiratorios. Con esta medida se detienen las gotas gruesas que podrían estar contaminadas con el agente infeccioso. Pero sólo sirven mientras no estén húmedas.

En colegios y calles no hay que andar con mascarillas. En las casas de niños enfermos, si pueden usarlas las personas que estén en contacto con ellos.

– ¿El alcohol gel sirve?
Sí, tienen el mismo efecto práctico que el jabón.

– ¿Serviría desinfectar por completo los colegios con muchos casos?
No, porque en un minuto podría contaminarse de nuevo.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Preguntas y Respuestas.




Deja un comentario