La vacunación ante un viaje internacional


La vacunación ante un viaje internacional

¿Estoy obligado a vacunarme ante un viaje?
La respuesta tiene dos matices diferentes. Desde un punto de vista legal, ningún viajero que sale de España será consultado en la frontera española por su estado vacunal. Sin embargo, en algunos países se le exigirá un certificado de vacunación frente a algunas enfermedades infecciosas para permitir la entrada. Por ello, algunas vacunas reciben la denominación de obligatoria (leer más adelante el apartado “¿cuáles son las vacunas obligatorias?”).
En el resto de los casos, las vacunas son recomendables por dos razones: (i) para evitar posibles problemas infecciosos durante el viaje y (ii) para “poner a punto” las inmunizaciones del viajero (apartado “¿cuáles son las vacunas recomendables?”).

¿Y si no me vacuno qué riesgos tengo?
La frecuencia de las enfermedades infecciosas adquiridas por los viajeros es muy diferente dependiendo del tipo de viaje, la duración de la estancia, la edad, la forma de transmisión de la enfermedad, etc. Sin embargo, la seguridad y eficacia de las vacunas actuales sugiere que, aunque el riesgo sea bajo, se recomiende la vacunación. Debe tenerse en cuenta siempre que la vacunación es una medida preventiva, anticipándose a un posible contagio, que puede producirse o no.

¿Cuáles son las vacunas obligatorias?
En la actualidad sólo existen dos vacunas obligatorias: la vacuna frente a la fiebre amarilla y la vacuna frente a la meningitis meningocócica en los viajeros a La Meca (Arabia Saudí) durante la peregrinación religiosa (Hajj o Umra).
La finalidad de la vacunación frente a la fiebre amarilla es doble: (i) proteger al viajero en áreas donde existe riesgo de infección y (ii) proteger a países vulnerables de la importación del virus y, por lo tanto, de la introducción de la enfermedad.
La elevada frecuencia de enfermedad meningocócica en la concentración humana que supone el Hajj ha motivado la obligatoriedad de la vacunación en estas personas.

¿Cuáles son las vacunas recomendables?
Aunque a menudo el concepto “recomendable” es interpretado como optativo, son muy importantes en la prevención de enfermedades infecciosas, de tal forma que debieran recalificarse como “recomendadas”. El médico, a tenor del riesgo sanitario, evalúa la necesidad de la administración de una determinada vacuna, pero es el viajero el que en base a esa recomendación decide si se la quiere poner o no. Entre estas se pueden citar, por orden alfabético, las vacunas frente a: cólera, difteria- tétanos, encefalitis por garrapatas, encefalitis japonesa, fiebre tifoidea, gripe, hepatitis A, hepatitis B, neumonía neumocócica, peste neumónica, poliomielitis, rabia y sarampión.

¿Debo vacunarme o revacunarme frente a otras enfermedades?
La práctica de un viaje internacional puede y debe emplearse para actualizar el calendario vacunal del adulto, administrando las dosis de recuerdo (o la primo-vacunación si es preciso) de la vacunación antitetánica- antidiftérica y aplicar, cuando proceda, la vacunación antigripal y antineumocócica. También en este contexto deberá aplicarse, cuando proceda la vacunación o revacunación frente a la poliomielitis y la “triple vírica” (frente a sarampión, rubéola y

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Preguntas y Respuestas.




Deja un comentario