LAS MUJERES Y SUS PRINCIPALES ACCIDENTES EN EL TRABAJO


Según cifras publicadas, el 23% de los accidentes que sufren las mujeres al año se concentran en accidentes de trayecto, dentro de los cuales 3.600 son esguinces de tobillo. Esta cifra se contrapone a los hombres que sólo sufren un 12% de accidentes de trayecto.

Los principales problemas que sufren las mujeres y que las hacen ausentarse de sus trabajos, desde el punto de vista traumatológico, se relacionan directamente con las actividades que realizan. Entre los más comunes se encuentran la Tendinitis y las lesiones del pie por el uso de calzado inadecuado.

“En el caso de las mujeres que desempeñan labores de oficina, sus lesiones están asociadas al uso excesivo de las extremidades superiores, a una mala técnica para realizar la actividad o con un lugar físico que no está bien adecuado para hacer el trabajo. Otras están relacionadas con la cantidad de horas que pasan sentadas frente a un escritorio o a un mesón de atención. Si ese es el caso, hay problemas de postura y de dolor a nivel del cuello, todo lo que son las contracturas musculares o incluso los daños que se producen en la columna cervical, por no tener un espacio de trabajo adecuado”, explica el Dr. Hugo Azócar, Jefe de la Unidad de Traumatología de Clínica Santa María.

La Tendinitis es la inflamación de un tendón y se caracteriza porque produce dolor cuando se realiza un movimiento con la parte del cuerpo comprometida. Este es un dolor que no pasa, puede ceder con el reposo, pero se vuelve a presentar cuando se repite la misma actividad.

El Dr. Azócar asegura que “las Tendinitis son difíciles de tratar, porque, a pesar del reposo, se sigue usando la extremidad en otras actividades de la vida cotidiana. Sin embargo, lo principal en este caso es el tratamiento preventivo donde se debe identificar qué es lo que está provocando la Tendinitis, como para evitarlo porque va a volver cada vez que se repita el movimiento en esas condiciones”.

Agrega que “el tratamiento como tal, va en el reposo del segmento corporal que está afectado, en el sentido de no usar esa extremidad. Para esto se puede usar un cabestrillo o bien inmovilizar con una férula o yeso. Por último, se utiliza antiinflamatorio, relajadores musculares o analgésicos. Y cuando el dolor es muy intenso, se manda a kinesioterapia para rehabilitar más prontamente la inflamación”.

Cuál es el problema del uso de tacos
Si bien el uso de zapatos con tacos altos también puede producir Tendinitis, dolores por sobrecarga o erosiones por el roce, dentro de las principales causas de ausentismo laboral, el mayor problema del calzado son las lesiones de trayecto, las cuales producen 3.600 esguinces al año.

“Éste es un zapato que no es adecuado para caminar en terrenos disparejos o subir escaleras, por lo que pueden sufrir esguinces de tobillo o lesiones por caídas. Por esto, la gente debería tener un zapato para movilizarse y un zapato para trabajar. Si en el trabajo te piden un calzado acorde con la indumentaria, no tienes para que caminar, subir las escaleras y caminar todo el día por lugares que no están hechos para esos zapatos”, recomienda el Dr. Azócar.

Consejos para prevenir estos problemas

•Que la gente tome conciencia de que no está trabajando con la comodidad que necesita, en el sentido de tener la pantalla del computador o el teclado en la posición correcta o la silla a la altura adecuada.
•Es muy frecuente que haya un aumento de las lesiones de Tendinitis de las extremidades superiores en periodos de sobrecarga laboral o de mayor tensión, por eso hay que dosificar la carga de trabajo.
•Dolor en los dedos, en las muñecas y en los hombros, o bien sensación de calambres o de adormecimiento mientras se está desarrollando el trabajo, deberían hacer pensar que está empezando una Tendinitis.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Traumatología.




Deja un comentario