Lifting y dermoabrasión


Con la edad, la piel pierde elasticidad; a ello se suma el efecto de la fuerza de gravedad y el sobrepeso, incluso la forma de dormir influye en las huellas que deja el paso del tiempo en los rostros y cuellos.

Las arrugas, los surcos profundos y la flaccidez facial dan una apariencia de cansancio y vejez. Estos signos pueden corregirse con variadas técnicas.

Ritidoplastía o Lifting cérvico-facial
Dermoabrasión- Dermoabrasión con Láser
Peeling Químico

1. Ritidoplastía o Lifting Cérvico- Facial

Dentro de la ritidoplastía existen varias técnicas, que se han ido perfeccionando para evitar dejar el rostro con “cara de velocidad”.

Se realiza una incisión que queda escondida en el cuero cabelludo, ya que recorre el contorno delantero de la oreja y sigue por detrás de ella, y otra pequeña que va debajo del mentón.

A través de estos cortes se levanta la piel, se fija la musculatura en una buena posición, se lipoaspira el exceso de grasa del cuello y mentón -si es necesario-, y se estira la piel hacia arriba y atrás para luego eliminar los excesos. Los cortes se cierran con clip metálicos y/o puntos en el cuero cabelludo.

La cirugía se hace con anestesia general, pero también se puede utilizar anestesia local más un sedante, que deja al paciente muy relajado y libre de sensaciones en la cara.

Generalmente se realiza a personas desde los 40 a los 70 años, pero también después. Se debe evitar fumar, porque aumenta la probabilidad de complicaciones.

Se mantiene el rostro vendado -ojos, boca y nariz quedan libres- durante uno o dos días, para controlar su evolución y minimizar la hinchazón y hematomas. A veces es necesario instalar pequeños tubos de drenaje detrás de las orejas para evitar que se acumulen líquidos, los que se retiran a los dos días.

El alta es al tercer día postoperatorio, y los puntos se retiran a los 10 días. Las variaciones anatómicas condicionan diversas reacciones físicas y capacidades de recuperación, por lo tanto, la evolución de un paciente es impredecible. Es importante que las expectativas sean realistas. Las actividades normales se pueden retomar después de 15 a 20 días.

Los operados reciben medicamentos para manejar una incomodidad moderada después de la intervención. Lo normal es sentir una disminución de la sensibilidad de la piel de la cara, que se restituye a las semanas e incluso meses. También una hinchazón que altera el aspecto del rostro y movimientos, y se diluye gradualmente en unas dos a tres semanas. Es necesario tener paciencia, porque es parte del tránsito de la recuperación. Un dolor persistente o un aumento del volumen es anormal, por lo que debe consultarse al cirujano plástico.

Los efectos del lifting duran 5 a 10 años, y puede ser repetido después de ese lapso. Con el paso del tiempo, las cicatrices quedan escondidas definitivamente en los surcos naturales. El envejecimiento continúa, pero la operación no lo acelera, como algunos creen.

Además de las complicaciones menores -hematomas e hinchazón-, es posible tener heridas que demoran en sanar, y raramente lesiones nerviosas.

2. Dermoabrasión

Se pasa una pequeña rueda giratoria de superficie áspera a alta velocidad, que va removiendo la zona tratada. Generalmente se utiliza para cicatrices, marcas de acné y pequeñas arrugas verticales en los labios.

El área operada se mezcla con el resto de la piel, con lo que queda apenas una pequeña diferencia de coloración. La intervención dura menos de una hora.

Incluye varios métodos que eliminan la capa más superficial de la piel, con lo que se logra hacer desaparecer las arrugas más finas, ciertas manchas y corregir algunas irregularidades del rostro. Debajo de la piel removida aparece una más joven, sin los signos antes descritos. La diferencia entre cada técnica está dada por la herramienta utilizada para eliminar la capa más superficial de la piel.

Estos métodos pueden ser efectuados en forma ambulatoria o con una hospitalización de un día, y requieren una anestesia local con sedación o una general. La zona operada es cubierta con una crema protectora, y el dolor postoperatorio es eliminado con analgésicos convencionales.

La piel queda enrojecida y se forma una costra delgada que provoca incomodidad, especialmente en los párpados y labios.

Entre el octavo y décimo día se cae la costra y aparece una nueva piel, inicialmente enrojecida y después rosada por varias semanas, incluso meses. Para disimularlo se puede usar maquillajes, según la indicación del médico, y en el caso de los hombres no se deben afeitar por un tiempo. Se puede volver al trabajo en una o dos semanas, pero las actividades físicas fuertes deben ser postergadas por unas semanas más.

Los resultados de estas técnicas son de larga duración, excepto los peeling livianos que deben ser repetidos periódicamente.

Las complicaciones dependerán de las sensibilidad de la piel de cada persona. Si alguien tiene alergias cutáneas o herpes, es probable que estos tratamientos los hagan resurgir.

Todos estos procedimientos causan una irritación de la piel que puede ser tratada, pero algunas personas desarrollan cicatrices y eso no puede predecirse. Eso sí, se recomienda evitar el contacto con el sol y utilizar anteojos. No se aconseja en personas con la piel oscura, por la posible aparición de manchas despigmentadas.

Dermoabrasión con Láser

Es un método que utiliza un láser de CO2 o erbium capaz de remover capas de piel por vaporización.

El cirujano plástico que realice esta técnica debe ser entrenado para usar el láser en forma segura. La intervención dura sesenta a noventa minutos cuando se trata todo el rostro.

3. Peeling Químico

Peeling significa despellejar; para estos efectos se utilizan diversos tipos de químicos que condicionan la profundidad del tratamiento. Un procedimiento completo dura de una a dos horas.

El más superficial es el que usa ácidos hidroxi alfa (AHA), como el ácido glicólico.

No se usa anestesia y el paciente puede volver a la casa por sus medios. Los AHA pueden reducir las consecuencias del envejecimiento, el daño del sol y arrugas finas.

Este procedimiento debe repetirse y se utiliza un programa especial para mantener los resultados.

El TCA (ácido tricloroacético) es utilizado para arrugas, cambios de pigmento y manchas. Es preferido para las zonas de la boca y ojos en personas de tez oscura, porque tiene menor efecto blanqueador que el peeling con fenol. Según la concentración de TCA y repetición de este procedimiento se puede obtener un despellejado más profundo. También se puede usar en otras partes del cuerpo para las manchas del sol.

El fenol es recomendado para la piel áspera, dañada por el sol y arrugas desde las finas hasta las profundas, especialmente las que aparecen alrededor de la boca. Es importante considerar que después de este peeling los poros pueden aparecer más grandes, y es posible que la piel no se broncee ade

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Cirugía Plástica.




2 Responses to “Lifting y dermoabrasión”

  1. max Dice:

    me gistaria hacerme una dermoabrasion quimica oh un philing ovbio deceo saber su costo en chile.


  2. sandruzka Dice:

    me gistaria hacerme una dermoabrasion quimica oh un philing ovbio deceo saber su costo ebn chile


Deja un comentario