LOS RIESGOS QUE PUEDEN SUFRIR LOS DEPORTISTAS DE VERANO


Decidir hacer deportes de un día para otro puede ocasionar importantes problemas de salud. Por eso, siempre es recomendable evaluarse médicamente para saber qué es lo que realmente necesitamos y qué debemos hacer para conseguirlo.

Cuando empieza a salir el sol, a muchos les surgen las ganas de practicar deporte para quemar las calorías que ganaron en el invierno y bajar de peso. Sin embargo, ¿qué riesgos puede traer ejercitarse sin ningún asesoramiento?

“Si tenemos una población que nunca ha hecho deporte, los riesgos son: enfermedades cardiovasculares, trastornos metabólicos asociados y patologías ortopédicas, ya sea inflamación de tendones, articulaciones o algún daño mecánico estructural que detona el deporte”, asegura el Dr. Hugo Marambio, Jefe de la Unidad de Medicina y Traumatología Deportiva de Clínica Santa María.

En este sentido, el especialista recomienda: “efectuarse un chequeo general, que incluya evaluación cardiológica, traumatológica deportiva, nutricional y exámenes mínimos para no tener sorpresas. Luego de esta evaluación se puede definir qué deporte hacer. El inicio de la actividad deportiva debe ser progresivo, para lograr un estándar adecuado que va entre cinco y seis veces a la semana, más de 30 minutos en cada sesión”.

“Todo depende de las características de cada persona y de las intenciones que tiene. En definitiva, el deporte debe disfrutarse, para que signifique un momento de agrado y distracción para quien lo realice”, dice el Dr. Marambio.

El deporte es para pasarlo bien
A pesar de que siempre es recomendable hacer alguna actividad física, hay que estar atentos a ciertos síntomas que pueden mostrar que no se está haciendo el ejercicio de manera adecuada. Sudoración inapropiada, pulsación con un ritmo alterado, palpitaciones (arritmias), hiperactividad o cansancio inesperado, además de dolores e inflamación de las articulaciones, sensaciones de inestabilidad y dolores tendinosos, son sólo algunos de ellos.

Según el Dr. Marambio “hay personas más propensas a tener problemas, pero depende de la actividad que quieran desarrollar y al esfuerzo a que se vean sometidos. Es por eso que la asesoría médica es importante”.

Si bien es más recomendable tener un respaldo médico, el Dr. Marambio da algunas recomendaciones a quienes no se evalúan antes de realizar algún deporte. “Hay que considerar la situación climática para la hidratación, reponiendo líquidos y electrolitos de forma oportuna, progresiva y continua. Además se debe usar una indumentaria apropiada ad hoc con el deporte que se realizará”.

Agrega que “la finalidad es pasarlo bien y distraerse. Esto ayuda a bajar el estrés, bajar de peso, mejora el colesterol, baja la presión, mejora el ánimo, hay menos depresión, menos enfermedades, mejor dormir y mejores resultados en el ámbito laboral”.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Medicina Deportiva.




Deja un comentario