Mamás solteras: La desafiante tarea de criar solas


Son muchas las circunstancias que llevan a una mamá a estar sola con su hijo, una de ellas es ser madre soltera. Se trata de otro tipo de hacer familia que tiene muchas aristas. Hay casos en que el papá está completamente ausente desde el comienzo y en muchos otros, existe y tiene una relación con distintos grados de cercanía.

“No es conveniente negar la oportunidad de establecer relación con el hijo, excepto cuando se trata de papás destructores o indiferentes. En todos los casos, cuando los hijos ya son mayores, es conveniente que, si les interesa y existe la posibilidad, puedan contactarse con su padre. Así, las fantasías y emociones vinculadas al desconocimiento de esta figura dan lugar a una imagen directa y concreta que, aunque sea dura, puede elaborarse”, enfatiza la psicóloga de Clínica Alemana Dina Krauskopf.

La especialista agrega que se tiende a pensar que la mujer debe ser mamá y papá, pero en realidad se trata de una ‘madre en condiciones no tradicionales’, ya que todas las tareas de formación y apoyo están concentradas en ella.

“En los casos en que el papá está ausente es conveniente estimular la presencia de otras figuras masculinas como abuelos, padrinos o tíos que entreguen afecto y compartan aspectos de su vida. A veces puede ser la nueva pareja de la mamá, aunque no automáticamente, ya que si no hay afinidad entre ambos es preferible no forzar este rol, pero si hay una buena disposición, este lazo no debe obstaculizarse”, explica.

Cuándo y de qué forma se debe explicar la ausencia del papá?
Hay que tratar de dar explicaciones sencillas, no recargadas de resentimiento. Nunca decir que está muerto ni tampoco crear fantasías de un hombre maravilloso cuando no es verdad. Es importante confirmarle al niño que fue concebido en un momento afectuoso, amoroso y que el embarazo fue vivido con alegría por la mamá.

En relación con el papá, es recomendable destacar los aspectos positivos de él y explicar con aceptación sus limitaciones y fallas. El momento adecuado para hablar sobre esto es cuando el niño pregunta, lo que generalmente ocurre cuando es pequeño. Si en ese momento no se contesta, muchas dudas y angustias pueden quedar bloqueadas en su interior.

¿Cómo es el lazo que se genera entre la mamá y el hijo ante la ausencia de un papá?
La relación es muy fuerte porque está concentrada entre los dos. Hay menos puntos de vista que influyen y, a veces, no hay tantos problemas en el modo de crianza. Si la relación es mala y el hijo tiene menos fuentes de donde recibir retroalimentación positiva, las consecuencias son muy conflictivas. También puede ser una relación sobreprotectora con mayor infantilización y dificultad de separase cuando llega el momento.

Las mamás solteras, ¿educan diferente a sus hijos?
La situación no es homogénea. Existen mamás solteras jóvenes y otras adultas; con un hijo o con más. Hay algunas con problemas económicos y sobrecargadas de responsabilidades, con pocas posibilidades de resolverlos y otras que son rechazadas por su familia. De la misma forma, existen hijos que viven con su papá y mamá, y también tienen que afrontar algunas de estas situaciones.

Todo lo anterior puede llevar a que los niños se eduquen de manera más abierta, autónoma y flexible, o bien, más expuestos a situaciones adversas sin apoyo, pero no es propio de ser mamá soltera.
¿De qué manera influye la ausencia paterna en la formación de sus propias familias?
Los papás influyen mucho en la vida de sus hijos en los primeros años de vida y en ese periodo la relación con la mamá, soltera o no, es fundamental.

Si las bases afectivas son buenas y existen otras figuras que aportan en el entorno del hijo durante su desarrollo, el niño crecerá en condiciones muy similares a las de familias completas. La forma de ser de los hijos no puede estar determinada sólo por los padres, sino que también influye el temperamento y constitución del niño, las experiencias y otras figuras presentes a lo largo de su vida.

¿Cómo afecta en el desarrollo de los niños?
Desde el punto de vista de las tradiciones sociales, vivir sin papá es una situación anómala y las reacciones de quienes lo rodean en la familia, el colegio y el barrio, pueden generar inseguridad y descenso de la autoestima del niño.

El Día del Padre es un momento en el que hay que prevenir angustias, por ejemplo, invitando al abuelo o tío al acto escolar. Lo más importante es que la mamá no se sienta inferior o expuesta y que siempre le transmita a su hijo reflexiones que muestren la falta de fundamento que tienen este tipo de estigmatizaciones.

Un concepto positivo sobre la vida es la base más importante para entregar seguridad al hijo, ya que podrá constatar que es feliz con su familia y amigos.

¿Cuáles son los principales errores que se cometen?
Tomar al hijo como un apoyo, especialmente cuando es hombre, transformándolo en confidente y “hombrecito”. Si el embarazo ha sido a edades tempranas, puede haber dificultad para asumir la maternidad y el vínculo entonces se establece débilmente. En este caso es necesaria la consulta con un especialista que contribuya al desarrollo de los lazos.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Consejos para Mamá.




Deja un comentario