Medicina del viajero: Preparándose para Sudáfrica


Para disfrutar al máximo este viaje, hay que tener presente algunos consejos orientados a prevenir posibles problemas de salud.

Queda sólo un mes y medio para que Sudáfrica se transforme en el centro del mundo. La mayoría disfrutará de este mundial de fútbol desde su casa u oficina, pero hay algunos que tendrán la suerte de verlo en vivo y en directo.

Quienes pertenecen a este grupo de afortunados, deben tener presentes algunas recomendaciones para evitar que un problema de salud inesperado nuble una experiencia que promete ser inolvidable.

La doctora Francisca Valdivieso, a cargo del Programa Medicina del Viajero de Clínica Alemana, afirma que hay ciertas medidas que es importante tener presente para evitar patologías por consumo de agua o alimentos contaminados o por picaduras de mosquitos.

Enfermedades transmitidas por agua y alimentos
Algunos de los problemas más frecuentes que se pueden presentar en los viajes están relacionados con la ingesta de agua o alimentos contaminados. La diarrea es la más habitual. A ella se suman la hepatitis A, fiebre tifoidea y parasitosis intestinales.

Cómo prevenir:
– Lave frecuentemente sus manos. Puede usar alcohol gel cuando no disponga de agua.
– Beba sólo agua mineral o hervida y bebidas envasadas en latas o en botellas selladas.
– No use hielo
– La comida recién cocinada y caliente es segura. Con el calor se destruyen los posibles microorganismos causantes de enfermedades.
– Los alimentos crudos siempre son riesgosos. Evite verduras, lácteos, carnes, pescados y mariscos que no estén cocidos.
– La fruta es segura si está lavada y pelada por usted mismo.
– Puede consultar por recomendación de vacuna de hepatitis A, especialmente adolescentes y adultos jóvenes que no han tenido la enfermedad.

Enfermedades transmitidas por mosquitos y otros insectos
Un problema bastante habitual en un clima como el de Sudáfrica, es la abundancia de mosquitos y otros insectos.

La malaria es producida por un parásito que se transmite a través de la picadura de mosquitos. Puede ser muy grave y no existe vacuna para prevenirla. Si bien en Sudáfrica no hay riesgo de malaria en las ciudades, sí existe en las zonas rurales del noreste del país, donde se encuentra el parque Kruger.

Por lo tanto, si se va a visitar este lugar u otros en su vecindad, se recomienda seguir las precauciones contra las picaduras de insectos y además tomar medicamentos antimaláricos para evitar esta enfermedad, los que deben ser indicados por un médico tomando en consideración los antecedentes de salud. El fármaco cloroquina no es efectivo para esta zona. Si se va a ir a lugares donde hay riesgo de malaria, se recomienda consultar en el Programa de Medicina del Viajero de Clínica Alemana, cuatro o seis semanas antes del viaje.

Para protegerse de las picaduras de mosquitos en general, se debe considerar lo siguiente:

En exteriores:
– Use pantalón largo, blusa manga larga y sombrero.
– En los parques de animales use zapatos cerrados o botas con el pantalón adentro
– Es recomendable rociar la ropa con repelente de insectos con permetrina.
– En las zonas descubiertas de la piel se recomienda el uso de repelentes que contengan DEET (dietil toluamida) al 20 o 30%, siguiendo las indicaciones del fabricante.
– Los perfumes pueden atraer a los insectos, por ello es mejor evitarlos.

En interiores:
– El riesgo es mucho menor si el lugar está adecuadamente sellado y tiene aire acondicionado.
– Si no hay aire acondicionado: las habitaciones deben estar adecuadamente protegidas con mallas en las ventanas; se recomienda usar un insecticida para insectos voladores y mosquitero para dormir.

Sobre la fiebre amarilla
En cuanto a la fiebre amarilla -enfermedad grave producida por un virus que se transmite por la picadura de mosquitos- es importante aclarar que NO está presente en Sudáfrica, por lo que en este caso no hay indicación médica para vacunarse. Sin embargo, en este país pueden exigir un certificado de vacunación contra la fiebre amarilla a los viajeros provenientes de países que sí tienen la enfermedad, ubicados en la cuenca amazónica y en África subsahariana.

Si el vuelo a Sudáfrica hace escala en Brasil o Argentina, hay que seguir las indicaciones del agente de viaje o línea aérea respecto de la exigencia de vacunación. De todos modos hay que tener en cuenta que la vacuna de fiebre amarilla puede producir complicaciones y algunas personas no deben recibirla.

En caso de viajar a otros países africanos que sí tienen fiebre amarilla, hay indicación médica de vacunarse para evitar el riesgo de contraer la enfermedad. En estos casos, es recomendable consultar antes con un especialista.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Actualidad Médica.




Deja un comentario