Mupirocina (Tópica)


¿QUÉ ES?
La mupirocina se usa para tratar infecciones por bacterias. Se aplica a la piel para tratar el impétigo. También se puede usar para otras infecciones de la piel por bacterias, según lo determine su médico.

Si algo de la información en este folleto le causa preocupación especial o si desea más información acerca de su medicamento y su uso, consulte con su médico, enfermera o farmacéutico. Recuerde, mantenga éste y todos los demás medicamentos fuera del alcance de los niños y nunca comparta sus medicamentos con otras personas.

ANTES DE USAR
Dígale a su médico, enfermera y farmacéutico si usted . . .

es alérgico a cualquier otro medicamento, ya sea recetado o no;
está embarazada o piensa quedar embarazada mientras esté usando este medicamento;
está dando el pecho;
está tomando cualquier otro medicamento recetado o no;
tiene cualquier otro problema médico.

USO APROPIADO
No use este medicamento en los ojos.

Para usar:

Antes de aplicar este medicamento, lave al área afectada con jabón y agua, y seque bien. Luego aplique una cantidad pequeña sobre el área afectada y frote suavemente hasta que se absorba.

Después de que se haya aplicado este medicamento, se pueden tapar las áreas tratadas con una venda o dejar descubiertas según se desee.

Para ayudar a curar su infección por completo, siga usando este medicamento por el plazo completo del tratamiento, aunque su condición haya mejorado. No deje pasar ninguna dosis.

Si se le pasa una dosis de este medicamento, aplíquela lo antes posible. Sin embargo, si es casi hora para su próxima dosis, deje pasar la dosis olvidada y vuelva a su horario regular de dosificación.

Para guardar este medicamento:

Guarde fuera del alcance de los niños. Alejado del calor y la luz directa. Evite la congelación de este medicamento. No conserve medicamentos cuya fecha haya expirado o que no necesita más. Asegúrese de desechar sus medicamentos en un sitio fuera del alcance de los niños.

PRECAUCIONES
Si su infección de la piel no mejora en 3 a 5 días, o si empeora, consulte con su médico o farmacéutico.

EFECTOS LATERALES
Efectos secundarios que usualmente no requieren atención médica

Estos posibles efectos secundarios pueden desaparecer durante el tratamiento; sin embargo, si continúan o son molestos, consulte con su médico, enfermera o farmacéutico.

Menos comunes — Piel seca; quemazón, comezón, dolor, salpullido, enrojecimiento, ardor o hinchazón de la piel

Otros efectos secundarios no listados arriba también pueden ocurrir en algunos pacientes. Si nota cualquier otro efecto, consulte con su médico, enfermera o farmacéutico.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Medicamentos.




Deja una respuesta