No lleve las alergias de vacaciones


Un alérgico o asmático no puede olvidar los antihistamínicos e inhaladores necesarios cuando se va de viaje, sobre todo en primavera.

La vegetación, el clima, el medio de transporte y las comidas pueden atentar contra un viaje placentero. Las vacaciones que se han planeado por meses pueden terminar siendo una pesadilla si los estornudos, rinitis, picazón de garganta o reacciones adversas a picadas de insectos pasan a ser protagonistas.

Por eso, es fundamental consultar con el especialista sobre las medidas que hay que tomar antes y durante el viaje. “Dependiendo del destino y la época del año, se puede recetar un aumento de la dosis; por ejemplo, usar un inhalador en la mañana y, además, en la noche o con doble dosis cada vez”, explica la doctora Ana María Agar, inmunóloga de Clínica Alemana.

El ideal es viajar con la enfermedad bajo control, llevar los medicamentos cerca y mantenerlos en sus envases, ya que la humedad los puede afectar. Si se tiene alergias alimentarias, no hay que olvidar preocuparse de las comidas.

¿En avión o auto?
Con cualquiera de los dos medios de transporte hay que tener cuidado. Si se elige el primero, jamás hay que dejar los remedios en la maleta, porque en los aviones no hay botiquín y, si el equipaje se pierde, es muy difícil poder comprarlos sin receta en otro país. Asimismo, si se lleva una inyección de epinefrina, tiene que ir con la orden del especialista para poder tenerla arriba del avión durante el vuelo.

Los cambios de presión en la cabina pueden aumentar el dolor por sinusitis o una infección de oído. Además, adentro el aire es muy seco, por lo que se recomienda usar un inhalador nasal cada ciertas horas para mantener las membranas humectadas.

También hay que revisar las políticas de las líneas aéreas sobre el transporte de mascotas arriba, porque un alérgico debería viajar en las que lo prohíben o al menos en un asiento alejado. Además, al tener alergias alimentarias, hay que pedir comida libre del alergeno determinado. Por ejemplo, la mayoría de las compañías aéreas tienen menú libre de frutos secos.

Si el viaje es en auto, se deben tomar medidas contra los ácaros y hongos que pueden acumularse en el tapiz o el sistema de ventilación. También hay mantener las ventanas cerradas y el aire acondicionado puesto en no-recirculación.

“Igualmente, hay que tomar en cuenta la contaminación ambiental. Por ejemplo, en Ciudad de México hay niveles muy altos, por eso se recomienda pasear en auto en las mañanas y en la tarde-noche”, dice la doctora Agar.

¿Qué pieza reservar?
Llegar a una ciudad donde hay muchos alergenos y que, más encima, en el hotel no se pueda descansar de ellos, sería el colmo. Por eso quienes son alérgicos a los hongos y ácaros, deben pedir una pieza soleada, seca (lejos de piscinas) y, además, limpia, es decir, donde no se pueda fumar, ya que el humo queda en los tapices y el aire acondicionado. Asimismo, los hongos y ácaros pueden acumularse en cubrecamas, cortinas y alfombras.

Alguien que le tiene alergia a los animales debe reservar un hotel donde éstos no sean admitidos, porque su caspa puede quedar en los muebles.

Los mismos cuidados hay que tener al quedarse en la casa de un conocido. Por ejemplo, al ir a Estados Unidos a fin de año, la acumulación de ácaros en los adornos navideños, el uso de chimeneas y la presencia de mascotas puede gatillar síntomas de alergia y asma.

Panoramas nefastos
Pasear por París o Mendoza en primavera -y sin tratamiento contra las alergias- es una muy mala idea, ya que los abundantes plátanos orientales están en plena polinización. Lo mismo puede pasar con las idas a parques o cerros, donde además se suma el peligro de las picaduras de abejas. Por eso, los alérgicos deben sí o sí llevar los medicamentos necesarios para actuar frente a un shock anafiláctico.

“Antes de salir a recorrer, se puede aprovechar también que en algunos países, junto con el informe del tiempo en televisión y prensa escrita, advierten los niveles polínicos de las distintas ciudades”, concluye la doctora Ana María Agar.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Consejos para Mamá.




Deja un comentario