Nueva Unidad de Epilepsia en Clínica Alemana


Esta iniciativa ofrece la atención de un equipo multidisciplinario de profesionales, que proporciona un servicio integral y personalizado a pacientes con este síndrome.

En la antigüedad, griegos y romanos consideraban a la epilepsia como una “enfermedad sagrada”, ya que se creía que sus manifestaciones clínicas se debían a la intervención de poderes sobrenaturales.

Actualmente, se sabe que esta patología se produce por la aparición de descargas eléctricas excesivas de las neuronas, las que se presentan en forma anormalmente sincronizada. Las manifestaciones clínicas de estas descargas pueden variar desde las clásicas convulsiones hasta breves periodos de pérdida de contacto con el medio que, probablemente, pasen desapercibidas para el resto de la personas.

Las crisis epilépticas pueden presentarse en todas las etapas de la vida y si bien la mayoría de ellas son tratadas eficazmente con medicamentos, en algunos casos la respuesta al tratamiento no es sólo parcial, requiriendo de una evaluación y tratamiento más complejos.

Existen diversos tipos de epilepsia, algunas de origen genético; otras sintomáticas, es decir, secundarias a lesiones cerebrales como tumores, accidentes vasculares cerebrales y malformaciones, entre otros. Por ello, más que hablar de epilepsia como una enfermedad única, lo adecuado es pensar en las epilepsias, como un grupo de enfermedades que tienen como factor común manifestarse con crisis epilépticas. Todas tienen distinto pronóstico y tratamiento, por lo que es muy importante que sean diagnosticadas adecuadamente.

Las personas con epilepsia y sus familias pueden verse enfrentadas a una significativa carga económica, emocional y social que involucra una serie de cambios en el estilo de vida. Además, estos pacientes presentan frecuentemente trastornos en el ánimo que comprometen su calidad de vida.
La epilepsia puede afectar, además, en grado variable, distintos aspectos como la salud reproductiva, la conducción de vehículos motorizados y la actividad laboral. Esto crea la necesidad de realizar un trabajo conjunto con psiquiatras y neuropsicólogos especialistas en epilepsia, abordando desde una perspectiva multidisciplinaria los diversos factores que influyen en el bienestar de estos pacientes.

La finalidad de la Unidad de Epilepsia de Clínica Alemana es proporcionar un servicio integral y personalizado, ayudando a mantener y mejorar la calidad de vida de las personas con epilepsia, a través de programas de control, detección precoz de complicaciones psiquiátricas y efectos adversos de fármacos antiepilépticos.

Además de una adecuada evaluación clínica, el diagnóstico correcto de las epilepsias requiere de métodos avanzados de estudio que permitan determinar con precisión la presencia de lesiones cerebrales y las características de las descargas eléctricas que dan origen a las crisis. Para ello, Clínica Alemana dispone de los más avanzados métodos de diagnóstico por imágenes y de evaluación electroencefalográfica.

Laboratorio de electroencefalografía
Tecnológicamente, la Unidad de Epilepsia cuenta con equipamiento de última generación, lo que permite realizar un diagnóstico certero y oportuno.

En el Laboratorio de Electroencefalografía se realizan diversos exámenes, incluyendo electroencefalograma (EEG) estándar o con privación de sueño, EEG de duración prolongada (horas) y estudios de Monitorización Video EEG continua, de horas a días de duración. Este último examen permite registrar en forma simultánea las características clínicas de las crisis y su patrón electroencefalográfico. Además, es de gran utilidad en los casos de epilepsias que no responden al tratamiento o cuando se presenta una duda diagnóstica -crisis epilépticas versus crisis de origen no epiléptico-. En esta situación, el registro de una o más crisis suele ser suficiente para definir con exactitud su naturaleza, permitiéndole al médico tratante efectuar un diagnóstico certero en un tiempo acortado, y proponer nuevas estrategias de tratamiento, lo que se traduce en innumerables beneficios para los pacientes.

Neuroimágenes
Clínica Alemana cuenta con más de 10 años de experiencia de desarrollo conjunto entre médicos neurorradiólogos y neurólogos, lo que permite utilizar protocolos avanzados de resonancia magnética cerebral, especialmente diseñados para el estudio de pacientes con epilepsias, incluyendo técnicas de reformateo digital.

Además se dispone de la posibilidad de efectuar estudios de tomografía computada de emisión de fotón único (S.P.E.C.T) que ayudan a precisar la ubicación de la zona epileptógenica en algunos casos complejos.

¿Qué hacer en caso de una crisis epiléptica convulsiva?
– Mantenga la calma. La gran mayoría de las crisis ceden espontáneamente luego de 1 a 2 minutos.
– Proteja al paciente sin intentar restringir sus movimientos.
– Coloque a la persona de costado para facilitar su respiración y la eliminación de secreciones.
– NO introduzca ningún objeto en la boca del paciente.
– Observe los detalles de la crisis (inicio, características y secuencia de los movimientos, compromiso de conciencia). Estos detalles pueden ser de gran importancia para un adecuado diagnóstico y tratamiento.
– Llame a una ambulancia en caso de que la crisis dure más de 5 minutos (por reloj) o tenga una convulsión tras otra.
– Al terminar la crisis permita que la persona descanse o duerma para que se recupere.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Neurología.




Deja un comentario