OTITIS EXTERNA: CUIDADO EN LAS PISCINAS


Bañarse en la piscina es el pasatiempo de muchos niños, sin embargo, es fundamental tomar las precauciones necesarias para no dañar el oído de sus hijos.

Llega el verano y el calor trae consigo una serie de repercusiones, entre ellas la Otitis externa, una de las molestias más comunes en los pequeños especialmente en la época de verano, debido a la frecuente exposición al agua tanto en las piscinas como en las playas y lagos.

Esta enfermedad se produce por una inflamación del oído externo, debido a la acumulación de agua y al posible contacto con gérmenes que ingresan por el conducto auditivo. Sus síntomas más comunes son dolor de oídos –localizado en la parte externa-, posible supuración y dependiendo del tiempo de evolución, el niño puede tener la sensación de oído tapado.

El Dr. Héctor Rojas, otorrinolaringólogo de Clínica Santa María explica que “el dolor de oídos es la forma más frecuente de detectar esta enfermedad, debido a que el conducto auditivo está muy estrecho, por lo que en ocasiones se encuentra completamente cerrado gracias a la inflación e infección. Es importante que tengan en cuenta que la fiebre no es un síntoma”.

Si bien esta enfermedad no trae mayores complicaciones y es fácilmente controlable, es probable que “quienes sufren de Diabetes o se encuentran con las defensas muy bajas, tengan más probabilidades de que la enfermedad se torne agresiva y se requiera de hospitalización”, asegura el especialista.

– Medidas preventivas

El Dr. Rojas entrega algunas recomendaciones para que tenga presente este verano:

– Evite la manipulación del conducto auditivo externo con cotonitos o cualquier otro elemento, ya que pueden facilitar la presencia de esta enfermedad o provocar más dolor e irritación.
– Intente que su hijo permanezca por periodos breves en el agua, aunque se puede producir igual una Otitis independiente del tiempo de exposición.
– Si su hijo presenta alguno de los síntomas, llévelo al otorrinolaringólogo quien le indicara el tratamiento mas adecuado y si es necesario le realizará un aseo del oído bajo microscopio.

La Otitis Externa es una de las escasas afecciones en que se indican gotas oticas para el tratamiento. En caso de que se vuelva recurrente, utilice protectores en los oídos como tapones, gorros o cintillos especiales.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Pediatría.




One Response to “OTITIS EXTERNA: CUIDADO EN LAS PISCINAS”

  1. pancho Dice:

    ¿Dónde compro el cintillo? En ninguna tienda deportiva lo encontré. Gracias.


Deja un comentario