Pemolina (Oral)


¿QUÉ ES?
La pemolina pertenece al grupo de medicamentos llamados estimulantes del sistema nervioso central. Se usa para tratar el trastorno conocido como falta de atención por hiperactividad.

Si algo de la información en este folleto le causa preocupación especial o si desea más información acerca de su medicamento y al uso del mismo, consulte con su médico, enfermera o farmacéutico. Recuerde que debe guardar éste y todos los demás medicamentos fuera del alcance de los niños y que nunca debe compartir sus medicamentos con otras personas.

ANTES DE USAR
Hable con su médico acerca de los posibles efectos secundarios de este medicamento.

La pemolina puede causar muy rara vez algunos efectos secundarios serios, incluyendo enfermedad del hígado. Pueden pedirle que firme un formulario de autorización diciendo que usted entiende y acepta el riesgo de tener problemas en el hígado.

Además, se ha informado que la pemolina retarda el crecimiento en los niños, cuando se usa durante un período prolongado.

Algunos médicos recomiendan períodos libres de medicamento durante el tratamiento con pemolina para ayudar a prevenir el retraso del crecimiento.

La pemolina puede empeorar el comportamiento en los niños con problemas mentales muy fuertes.

Dígale a su médico, enfermera y farmacéutico si usted . . .

es alérgico a cualquier otro medicamento, ya sea recetado o no;
está embarazada o piensa quedar embarazada mientras esté usando este medicamento;
está dando de lactar;
está usando cualquier otro medicamento recetado o no, especialmente anticonvulsivos, inhibidores MAO y otros estimulantes del sistema nervioso central;
tiene cualquier otro problema médico, especialmente el trastorno de Gilles de la Tourette u otros tics, enfermedad del hígado o enfermedad emocional o mental.

USO APROPIADO
Para los pacientes que están tomando este medicamento en forma de tableta masticable:

Mastique completamente las tabletas antes de tragarlas.

No trague las tabletas enteras.

A veces se debe tomar este medicamento por 3 a 4 semanas antes de que se note una mejora.

Tome este medicamento de acuerdo a lo indicado por su médico solamente. No tome más cantidad o con mas frecuencia, ni lo tome por más tiempo de lo indicado por su médico. Si toma este medicamento en exceso, puede convertirse en hábito.

Si olvida una dosis de este medicamento, tómela lo antes posible. Luego vuelva a su horario regular de dosificación. Si sólo se acuerda de la dosis al día siguiente, omita la dosis olvidada y vuelva a su horario regular de dosificación. No use doble cantidad.

Para guardar este medicamento:

Guarde este medicamento fuera del alcance de los niños. Guárdelo alejado del calor y la luz directa. No lo guarde en el baño o cerca del lavaplatos en la cocina ni en otros sitios húmedos. El calor o la humedad pueden deteriorar el medicamento. No conserve medicamentos cuya fecha de vencimiento haya expirado o medicamentos que ya no necesita. Asegúrese de desechar sus medicamentos en un sitio fuera del alcance de los niños.

PRECAUCIONES
Su médico debe revisar su progreso mediante visitas regulares para asegurarse que el medicamento está actuando correctamente y para chequear si hay efectos no deseados. Además, su sangre será examinada frecuentemente para averiguar si el medicamento está afectando su hígado.

La orina oscura o los ojos o piel amarillos pueden ser una señal de un efecto serio no deseado en su hígado. Consulte inmediatamente con su con su médico si usted presenta orina oscura o piel y ojos amarillos.

Este medicamento puede causar que algunas personas tengan mareos o que estén menos alertas de lo normal.

Asegúrese de saber cómo reacciona usted a este medicamento antes de manejar automóvil, de usar maquinaria o de hacer cualquier cosa que pueda ser peligrosa si está mareado o no está alerta.

Si ha tomado este medicamento durante un tiempo largo y cree que usted se ha vuelto dependiente mental o físicamente, consulte con su médico.

Algunas señales de dependencia de la pemolina son:

un deseo muy grande o necesidad de seguir tomando el medicamento.

una necesidad de aumentar la dosis para sentir los efectos de este medicamento.

efectos secundarios por abstención (como depresión mental, comportamiento inusual o cansancio o debilidad inusuales) que ocurren después de suspender el medicamento.

Si ha tomado este medicamento en grandes dosis y por un tiempo prolongado, no lo suspenda sin consultar antes con su médico. Es posible que su médico le ordene reducir gradualmente la cantidad que está tomando antes de suspenderlo por completo.

EFECTOS LATERALES
Efectos secundarios que deben ser informados a su médico inmediatamente

Raros — Orina oscura; ojos o piel amarillos

Otros efectos secundarios que deben ser informados a su médico

Raros — Convulsiones; alucinaciones; náuseas o vómitos; falta de aire, respiración difícil, tensión en el pecho o respiración con ruido; salpullido; llagas, úlceras o puntos blancos en la boca o en los labios; glándulas hinchadas o doloridas; movimientos incontrolados del cuerpo, incluyendo los ojos; sangrado o moretones inusuales; cansancio inusual; sonidos vocales que no puede controlar

Efectos secundarios que usualmente no requieren atención médica

Estos posibles efectos secundarios pueden desaparecer durante el tratamiento, pero si continúan o son molestos, consulte con su médico, enfermera o farmacéutico.

Más comunes — Pérdida del apetito; problemas para dormir; pérdida de peso

Otros efectos secundarios no mencionados anteriormente también pueden ocurrir en algunos pacientes. Si usted nota cualquier otro efecto, consulte con su médico, enfermera o farmacéutico.

Después de suspender el uso de este medicamento, su cuerpo necesitará tiempo para acostumbrarse. El tiempo que esto demora, depende de la cantidad de medicamento que usted estaba tomando y del tiempo que duró usándolo. Consulte con su médico si, durante este tiempo, usted nota cualquier efecto inusual, especialmente dolor en el abdomen, convulsiones, dolor de cabeza, depresión mental, náuseas, comportamiento inusual, cansancio o debilidad inusuales, o vómitos.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Medicamentos.




Deja un comentario