Penbutolol (Oral)


¿QUÉ ES?
El penbutolol pertenece al grupo de medicamentos llamados bloqueadores beta. Se usa para tratar la presión arterial alta (hipertensión). También se puede usar para otras condiciones según lo determine su médico.

Si algo de la información en este folleto le causa preocupación especial o si desea más información acerca de su medicamento y su uso, consulte con su médico, enfermera o farmacéutico. Recuerde que debe mantener éste y todos los demás medicamentos fuera del alcance de los niños y nunca comparta sus medicamentos con otras personas.

ANTES DE USAR
Dígale a su médico, enfermera y farmacéutico si usted . . .

es alérgico a cualquier otro medicamento, ya sea recetado o no;
está embarazada o piensa quedar embarazada mientras esté usando este medicamento;
está dando de lactar;
está usando cualquier otro medicamento recetado o no, especialmente inyecciones para las alergias o análisis de la piel para las alergias, aminofilina, cafeína, bloqueadores de los canales de calcio, clonidina, medicamentos para la diabetes, difilina, guanabenzo, inhibidores de monoamino oxidasa, oxtrifilina, teofilina, o medicamentos para el control del apetito, asma, resfriados, tos, fiebre del heno o para el seno frontal de la cara;
tiene cualquier otro problema médico, especialmente alergias, asma u otra enfermedad del pulmón, diabetes, enfermedad del corazón o de los vasos sanguíneos, depresión mental o tiroides sobreactiva;
usa cocaína.

USO APROPIADO
Aunque se sienta bien, tome este medicamento tal como sea indicado.

Pregúntele a su médico acerca de la velocidad de su pulso. Si su médico le dice que se tome el pulso regularmente mientras está tomando este medicamento, y es mucho más lento de lo que su médico ha designado como el mejor para usted, consulte con su médico. Un pulso que es demasiado lento puede causar problemas de circulación.

Si está tomando este medicamento para la presión arterial alta, acuérdese de que no curará su presión alta, pero sí ayuda a controlarla. Debe seguir tomándolo — aunque se sienta bien — si espera mantener baja su presión arterial. Puede que tenga que tomar medicamento para la presión alta por el resto de su vida.

No se salte ninguna dosis, especialmente si está tomando sólo una dosis al día. Algunas condiciones pueden empeorar cuando no se toma este medicamento regularmente.

Si se salta una dosis de este medicamento, tómela lo antes posible. Pero, si es dentro de las 8 horas de su próxima dosis, deje pasar la dosis olvidada y vuelva a su horario regular de dosificación. No use doble cantidad.

Para guardar este medicamento:

Guárdelo fuera del alcance de los niños. Alejado del calor y la luz directa. No lo guarde en el baño, cerca del lavaplatos en la cocina o en otros sitios húmedos. El calor o la humedad pueden deteriorar el medicamento. No conserve medicamentos cuya fecha haya expirado o que no necesita más. Asegúrese de desechar sus medicamentos en un sitio fuera del alcance de los niños.

PRECAUCIONES
No deje de usar este medicamento sin consultar primero con su médico.

Antes de tener cualquier tipo de cirugía o tratamiento dental o de emergencia, dígale al médico o dentista a cargo que usted está usando este medicamento.

Para pacientes diabéticos:

Este medicamento puede causar que bajen los niveles de azúcar en su sangre. Además, este medicamento puede ocultar las señales de hipoglucemia (bajo nivel de azúcar en la sangre).

Este medicamento puede causar que algunas personas tengan sueño, mareos o vahídos.

Asegúrese de saber como reacciona a este medicamento antes de manejar automóvil, de usar maquinaria o de hacer otras tareas que requieran que esté alerta.

El dolor de pecho que resulta de hacer ejercicio o esfuerzo usualmente se reduce o se previene con este medicamento.

Esto puede darle el deseo de ser demasiado activo. Asegúrese de hablar con su médico acerca de una cantidad segura de ejercicio para su problema médico.

EFECTOS LATERALES
Efectos secundarios que deben ser informados a su médico

Menos comunes — Dificultad para respirar; manos y pies fríos; depresión mental; falta de aire; latidos lentos; hinchazón de los tobillos, los pies o la parte baja de las piernas

Raros — Dolor de espalda o en las articulaciones; dolor de pecho; confusión (especialmente en adultos de edad avanzada); mareos o vahídos, especialmente al levantarse de una posición recostada o sentada; fiebre o dolor de garganta; alucinaciones; latidos irregulares; piel enrojecida, descamación o costras en la piel; salpullido; sangrado o moretones inusuales

Efectos secundarios que usualmente no requieren atención médica

Estos posibles efectos secundarios pueden desaparecer durante el tratamiento; pero, si continúan o son molestos, consulte con su médico, enfermera o farmacéutico.

Más comunes — Capacidad sexual disminuida; mareos o vahídos; sueño (moderado); problemas para dormir; cansancio o debilidad inusual

Después de haber estado tomando este medicamento por un tiempo, puede causarle efectos desagradables o hasta dañinos si deja de tomarlo de repente. Consulte con su médico pronto si nota dolor de pecho, latidos rápidos o irregulares, una sensación general de malestar o debilidad en el cuerpo, dolor de cabeza, falta de aire (repentina), sudor o temblores.

Otros efectos secundarios no mencionados anteriormente también pueden ocurrir en algunos pacientes. Si nota cualquier otro efecto, consulte con su médico, enfermera o farmacéutico.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Medicamentos.




Deja un comentario