Peritonitis


¿QUÉ ES?
Infección o inflamación severa de parte o todo el peritoneo, el recubrimiento del tracto intestinal.
Abdomen, incluidos los intestinos y el peritoneo (fina membrana que recubre todos los órganos y paredes del abdomen).
Ambos sexos, todas las edades.

CAUSAS
Inflamación acentuada de la mucosa del peritoneo, que sucede cuando materiales extraños invaden la cavidad abdominal.
Estos materiales incluyen bacterias o contenidos gastrointestinales, como jugos digestivos, sangre, comida a medio digerir o heces.
Invaden el abdomen por:

Perforación de cualquier órgano del abdomen, como un apéndice inflamado, úlceras pépticas o divertículos infectados, o la vesícula.
Daños a la pared abdominal, parecido al causado por heridas de cuchillo o de bala.
Enfermedad pélvica inflamatoria.
Ruptura de un embarazo ectópico.

SÍNTOMAS
Dolor en parte o la totalidad del abdomen.
Suele empezar de súbitamente y agudizarse.
Puede comenzar con espasmos y estabilizarse.
El paciente querrá quedarse tumbado boca arriba, porque los movimientos o la presión en el abdomen aumentan el dolor.
Dolor en los hombros (a veces).
Escalofríos y fiebre, a menudo alta.
Mareos y debilidad.
Taquicardia.
Tensión arterial baja.

FACTORES DE RIESGO
Demora en el tratamiento de las causas explicadas más arriba.
Cirugía abdominal reciente.

PREVENCIÓN
Busque rápidamente tratamiento médico para afecciones subyacentes.

Llamar al doctor si ocurre lo siguiente durante el tratamiento: estreñimiento.
Síntomas de alguna nueva infección, con fiebre, escalofríos, dolor muscular, mareo, dolor de cabeza y dolor abdominal en aumento.
Surgen síntomas nuevos e inexplicables. La medicación utilizada en el tratamiento puede producir efectos secundarios.

DIAGNÓSTICO Y TRATAMIENTO
Precauciones sanitarias
Tratamiento médico. Hospitalización.
Cirugía para reparar el daño o lesión del órgano que propiciaron la invasión de materiales extraños al abdomen.
Auto cuidados después del tratamiento.

Diagnostico
Su propia observación de los síntomas.
Historial médico y reconocimiento físico por un médico.
Análisis de los glóbulos blancos para detectar inflamaciones, recuento de hematíes para detectar hemorragias y verificación del nivel de líquidos y electrolitos.
Procedimientos de diagnóstico quirúrgico, como introducción de una aguja pequeña en el abdomen para extraer líquido, sangre u otros materiales.
Rayos X del abdomen.

Consecuencias probables
Suele curarse con diagnóstico precoz y tratamiento.
Los retrasos y complicaciones pueden ser fatales.

Medicación
Su médico le puede recetar:

Antibióticos para eliminar la infección.
Calmantes (a veces) después del diagnóstico o la operación.

Actividad
Después del tratamiento, guarde cama hasta que desaparezcan los síntomas. Puede leer o mirar la televisión.
De ser necesaria la cirugía, vuelva después gradualmente a sus actividades normales.

Dieta
No coma ni beba nada para que el tracto intestinal descanse hasta que remita la infección. Recibirá alimento y líquidos por vía intravenosa.

POSIBLES COMPLICACIONES
Shock.
Envenenamiento de la sangre (septicemia).
Obstrucción intestinal provocada por adherencias (tiras de tejido cicatrizal).

PRONÓSTICO
El diagnóstico precoz y tratamiento de las afecciones subyacentes como apendicitis, úlcera o embarazo ectópico.
Si le aparece dolor abdominal, no pierda el tiempo con remedios caseros – especialmente los laxantes, que pueden provocar la ruptura de los órganos abdominales inflamados.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Glosario Médico.




Deja una respuesta