Primeros Auxilios. Conceptos básicos


Iniciaremos la exposición definiendo algunos de los términos claves necesarios para la comprensión de las maniobras de soporte vital y de los diferentes planes de actuación.
La AHA define el termino de cadena de supervivencia (fig. 1) como la secuencia de actuaciones encaminadas a disminuir la mortalidad en situaciones de compromiso vital.

Podríamos considerarla como la concurrencia de una serie de circunstancias favorables, que, de darse en las situaciones de emergencia médica, determinan un aumento de las posibilidades de supervivencia de la víctima.
Parte del reconocimiento de la situación y de la activación precoz del sistema de emergencias médicas, del inicio de maniobras de soporte o RCP básica hasta la llegada del equipo especializado que permita la realización del diagnóstico electrocardiográfico y la aplicación del tratamiento adecuado, con el posterior ingreso del paciente en un centro hospitalario, si fuera preciso.

Soporte Vital

“Conjunto de maniobras dirigidas a la prevención de la parada cardiorrespiratoria o a su tratamiento mediante maniobras de resucitación cardiopulmonar entendidas como el conjunto de maniobras normalizadas de aplicación secuencial, encaminadas a la sustitución y restitución de las funciones ventilatoria y circulatoria sin necesidad de aporte instrumental”.
Se distingue un soporte vital básico, en el que no se utilizan dispositivos mecánicos para la realización de la maniobras, salvo dispositivos de barrera para la ventilación con aire espirado (estas maniobras pueden ser aplicadas por la población en general), y un soporte vital avanzado que requiere material específico y profesionales cualificados. Las recomendaciones, tal y como se expuso en la introducción, indican que las maniobras de soporte vital básico sean aplicadas de forma precoz (antes de los 4 minutos), manteniéndose de forma ininterrumpida hasta la llegada del personal especializado que pueda iniciar las maniobras de soporte vital avanzado (antes de 8 minutos). Este tiempo de respuesta se consigue gracias a la instauración de forma generalizada de servicios de emergencias dotados de UVI móviles, que se activan mediante llamada telefónica a números que se pueden memorizar fácilmente.

Parada cardiorrespiratoria

“Situación, potencialmente reversible, de perdida de las funciones ventilatoria y circulatoria espontáneas”.
Esta situación provoca el cese del flujo sanguíneo y, por consiguiente, la falta de oxigenación de los órganos vitales, fundamentalmente a nivel cerebral, que puede provocar la muerte de la víctima.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Glosario Médico.




Deja un comentario