Problemas anímicos y sueño: De un mal dormir a problemas psiquiátricos


Tener insomnio persistente conlleva dos a tres veces más riesgo de desarrollar un cuadro depresivo dentro de los próximos 12 meses.

El mal dormir no simplemente acarrea problemas de cansancio, sino que desencadena una serie de consecuencias negativas como irritabilidad, malestar, dolor físico y dificultades de concentración, entre otros.

El doctor Leonardo Serra, neurólogo del Centro de Trastonos del Sueño de Clínica Alemana, explica que cuando no se duerme lo que el organismo necesita, no se alcanzan de manera adecuada las etapas de sueño más profundas, en especial el sueño REM, el cual tiene un rol fundamental en el descanso mental y consolidación de la memoria.

Además, no se realizan los procesos de secreción hormonal adecuados (cortisol, hormona del stress o la hormona del crecimiento, que sigue siendo importante en la vida adulta). Se alteran la grelina y leptina, hormonas relacionadas con el apetito y la saciedad, respectivamente, lo que lleva a obesidad y resistencia a la insulina, y como es habitual en enfermedades crónicas, esto predispone y facilita los trastornos del ánimo.
Dr. Leonardo Serra
Neurólogo

¿Qué relación existe entre sueño y problemas del ánimo?
Es una relación bidireccional. Los problemas del ánimo habitualmente tienen dentro de sus síntomas una alteración del sueño, ya sea insomnio (especialmente de despertar muy precoz, en caso de depresión, o una menor necesidad de dormir, en la bipolaridad maníaca) o hipersomnia en las depresiones atípicas. Además, cuando los problemas de sueño se mantienen por mucho tiempo, también pueden causar o desencadenar trastornos del ánimo.

¿Cómo y hasta qué punto los desórdenes del sueño pueden ser responsables de los problemas psiquiátricos?
Es difícil separar el huevo de la gallina, pero ciertamente uno retroalimenta al otro en forma negativa. Un ejemplo es la depresión post parto, en que la falta de sueño en el primer mes luego del nacimiento, hace que sea el período más crítico para desarrollar el trastorno.

También sucede a la inversa, el tratamiento con antidepresivos o sedantes/ansiolíticos pueden causar o agravar trastornos del sueño, como síndrome de piernas inquietas o insomnio por dependencia de fármacos, además de los efectos propios sobre el sueño que tienen estos medicamentos.

¿De qué manera los problemas en el sueño pueden ser un síntoma de problemas psicológicos?
Especialmente el estrés, el nerviosismo y la ansiedad llevan a un dormir más superficial y se asocian con mayor frecuencia al insomnio, pero casi todas las personas con trastornos psiquiátricos y psicológicos presentan más problemas del sueño que la población general.

¿Qué rol cumple el insomnio en la depresión?
Tener insomnio persistente conlleva dos a tres veces más riesgo de desarrollar un cuadro depresivo dentro de los próximos 12 meses. Además, entre los depresivos con insomnio y los que no lo tienen, suele ser más grave el cuadro en los primeros.

¿Qué rol juegan los problemas del sueño en la respuesta a los tratamientos psiquiátricos?
Las personas que son tratadas por trastornos del ánimo y logran normalizarse, pero siguen durmiendo mal, tienen de dos a cuatro veces más riesgo de recaída que quienes logran regularizar su sueño. Por ello, es importante estar atento a la persistencia del insomnio luego del tratamiento del cuadro anímico y tratarlo como un problema independiente si persiste; no hay que esperar a que responda sólo al tratamiento antidepresivo.

Otros trastornos del sueño, como las apneas, pueden producir un sueño no reparador y mantener síntomas de cansancio, fatiga o mala concentración y memoria, que pueden inducir a pensar que la depresión no está bien tratada. Esto puede llevar a elevar las dosis de los medicamentos o a cambiarlos innecesariamente, con las consecuencias económicas y de efectos secundarios asociadas.

¿Cuántas horas hay que dormir diariamente?
Esto varía de una persona a otra, pero aproximadamente:
-El 95% de las personas necesita dormir entre 7,5 y 8,5 horas
-Al 1% de la gente que le basta con menos de 6 horas diarias se les llama dormidores cortos
-Un 3% necesita más de 9 horas de sueño. Se denominan dormidores largos

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Psicología y Psiquiatría.




2 Responses to “Problemas anímicos y sueño: De un mal dormir a problemas psiquiátricos”

  1. maria Dice:

    Buenas tardes, mi padre tiene 72 años y desde hace 4 meses y medio solo puede dormir una hora entre las 9 y 10 pm, aunque permanece sueño no logra dormir por que en el momento de hacerlo siente un ardor en el estomago que lo deja despierto, los medicos le han formulado tranquilizantes pero estos lo ponen peor, tiene momentos de mucho negativismo, inventa cosas y situaciones, golpea las paredes, puertas.examenes del corazon y la tension estan bien. la verdad no sabes que hacer ayudenos por favor, quedo a la espera de su respuesta, muchas gracias


  2. maria Dice:

    Buenas tardes, Mi padre tiene 72 años años y desde hace 4 meses y medio no logra dormir sino un ahora diria entre 9 y 10 de la noche, aunque todo el tiempo permanece con sueño al tratar de dormir unos minutos siente un ardor en el estomago que lo despierta, a presentado momentos en los que inventa cosas, cree otras sin que nadie es las diga, golpea las paredes, grita, y es muy negativo. Los medicos lo han revisado y la tension, corazón estan perfectamente, lo q la verdad no sabemos que hacer


Deja un comentario