Productos naturales que bajan el colesterol hasta en un 30%


En la actualidad, es sabido por muchas personas que las enfermedades cardiovasculares son la primera causa de muerte, tanto de hombres como mujeres, en el mundo occidental. Y también solemos escuchar la importancia de controlar los factores de riesgo cardiovascular, como el colesterol, la hipertensión arterial, el sedentarismo, la obesidad, la dislipidemia y el stress.
En cuanto al colesterol, las últimas investigaciones indican que no sólo basta con controlar el LDL (colesterol malo), sino que también se debe aumentar el HDL (colesterol bueno), ya que la función de este último es retirar el colesterol de sus depósitos en las arterias para luego eliminarlo a través del hígado.
Una de las terapias para aumentar el HDL es la asociación de estatinas con ácido nicotínico. Ésta es bastante segura y eleva significativamente el HDL, disminuyendo además los triglicéridos.
Una segunda posibilidad de combinación es asociar estatinas con derivados del ácido fíbrico. Si bien se puede cumplir el objetivo, esta asociación debe ser controlada estrechamente por el especialista.
A este respecto, en el futuro cercano existirán en el mercado fármacos específicos para subir el HDL, que asociado a estatinas cumple con el doble objetivo de mejorar el colesterol bueno y controlar el malo, disminuyendo en forma importante los riesgos de enfermedad cardiovascular por eventos coronarios agudos.
Sin embargo, existen otras formas de controlar el colesterol y que son de origen natural.

Medidas dietéticas naturales para reducir el colesterol
* Margarinas que contengan estanoles, entre las que se encuentran la margarina Benechol y la Bonella Pro–activ. Se recomiendan tres cucharaditas de té, divididas en las distintas comidas, asegurando que el paciente se coma la margarina y ésta no se quede en el plato o en la olla.
* Proteína de soya, como polvo de esta proteína que puede ser agregado a los alimentos de uso diario. Se recomiendan 25 gramos al día para la mujer y 35 gramos diarios para el hombre.
* Fibra soluble en forma de avena integral: lo recomendado es un taza por día de este cereal. También, se puede usar un fármaco bastante común a base de fibra que está indicado para la estitiquez, cuya dosis diaria consiste en dos cucharaditas de postre al día, divididas en dos dosis, disueltas en suficiente agua.
* Aceite de pescado: contribuye a disminuir los triglicéridos, recordando que éstos también son un factor de riesgo independiente, particularmente en la mujer. El paciente deberá buscar la marca del aceite de pescado que dé confianza de pureza y contenidos conocidos, en que se detallen los gramos de aceite de pescado, ya que la dosis recomendada es de un gramo al día. Con este producto se disminuye en forma significativa el riesgo de muerte súbita cardiológica.
* Coenzima Q10: puede ser muy útil en aquellos pacientes que tienen molestias musculares leves, en relación al uso prolongado de estatinas.
Estas medidas dietéticas tomadas en conjunto podrían reducir el colesterol malo hasta en un 30%.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Nutrición y Dietética.




Deja un comentario