Pulmón artificial: Clínica Alemana cuenta con dos equipos ECMO


Si bien esta institución dispone de esta tecnología desde 2002, el año pasado su Unidad de Cuidados Intensivos adquirió un equipo más sofisticado. A esta máquina se suma otra de características similares, utilizada en la UCI Coronaria para pacientes con patología cardiaca.

Proporcionar oxígeno a la sangre, reemplazando las funciones del pulmón, es una de las principales tareas del ECMO (Extracorporeal membrane oxygenation), equipo que se utiliza en casos de falla respiratoria catastrófica con o sin falla cardiaca asociada.

La utilidad de este equipo ha salido nuevamente a la luz pública, dado que su papel ha sido clave en los casos de Influenza A H1N1 que se han complicado, con una falla pulmonar primaria.

La Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) de este centro cuenta desde 2002 con esta tecnología, la que ya ha sido utilizada en diez pacientes, la mayoría por falla respiratoria por hantavirus.

El nuevo equipo adquirido en 2008 es el modelo Biopump, de Medtronic, uno de los más modernos que existen en Chile. El doctor José Miguel Montes, jefe técnico de la UCI, explica que este equipo permite reemplazar la función pulmonar y, cuando es necesario, también la cardiaca.

Para ello se pone una cánula gruesa, generalmente en la pierna, para extraer la sangre desde una vena grande, la que es enviada por una bomba impulsora a un oxigenador o “pulmón artificial”, que remueve el dióxido de carbono y proporciona oxígeno. Una vez oxigenada, la sangre es devuelta al paciente

El doctor Carlos Montalván, anestesista de la UCI de Clínica Alemana, explica que mientras el ECMO trabaja, el pulmón no deja de funcionar, pero sí descansa porque realiza la ventilación en reposo. Asimismo, cuando hay falla cardiaca asociada, el corazón sigue latiendo, pero con un menor esfuerzo porque la máquina realiza gran parte del trabajo de bombeo para aportar sangre a los órganos que lo requieren.
Dres. José Miguel Montes y Carlos Montalván
Unidad de Cuidados Intensivos

Así, este mecanismo permite aliviar las tareas del pulmón y corazón, de manera de darles tiempo para que se recuperen, mientras el tratamiento hace efecto. El paciente puede estar conectado hasta 28 días a este equipo, sin embargo, entre más tiempo lo requiera, el pronóstico empeora, porque significa que la patología de base no ha podido ser controlada.

ECMO en cirugía cardiaca
Clínica Alemana cuenta con un segundo ECMO en la Unidad de Cuidados Intensivos Coronaria. Se trata de un equipo Rotaflow Centrifugal Pump System, una bomba centrífuga que permite hacer circulación extracorpórea de forma portátil, ya que puede ser trasladada a distintas unidades de la Clínica.

De esta forma los pacientes que requieran soporte de este tipo -ya sea por una falla circulatoria o respiratoria-, podrán recibir asistencia expedita y ser trasportados a los distintos servicios con el fin de realizarle los exámenes y procedimientos necesarios.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Actualidad Médica.




Deja un comentario