¿Qué es la celulitis?


La celulitis, conocida como lipodistrofia ginoidea (LDG), es una enfermedad de causa genética y hormonal que se presenta principalmente en mujeres.

Según la doctora Coelho, “este problema afecta a alrededor del 85% de la población femenina, incluyendo adolescentes, adultos, personas delgadas y con sobrepeso”.

Mantener una dieta balanceada es fundamental para prevenir esta afección. Es aconsejable disminuir el consumo de sal, alcohol, azúcar y grasas, porque altera el proceso circulatorio y produce una mayor retención de líquido, lo que hace que la celulitis existente sea aún más notoria. También debe evitarse el cigarrillo, dado que provoca una mala oxigenación celular, lo predispone a desarrollar esta patología.

Entre los mejores ejercicios para combatir este común problema femenino está la natación, el pilates, la hidrogimnasia y la caminata. La bicicleta no es recomendable porque produce una compresión de glúteos y muslos, que son las zonas más afectadas.

¿Qué es la celulitis?
La celulitis es un problema específicamente femenino y localizado en el tejido adiposo. El adipocito es el centro del proceso de formación de la celulitis. Un desequilibrio entre los procesos de acumulación (lipogénesis) y eliminación de grasas (lipolisis) constituye uno de los factores decisivos en la instalación de celulitis. En el 95% de las mujeres, las grasas están almacenadas en exceso debido a que el exceso de glucosa en la alimentación se almacena en el organismo en los adipocitos, donde asociándose con los ácidos grasos libres, forma las grasas.

Los médicos endocrinólogos afirman que existen tres fases de acumulación de la glucosa en forma de grasas, que sobrevienen después de cada comida.

Este fenómeno de almacenamiento hace crecer los adipocitos que pueden aumentar hasta 27 veces su tamaño. Estas sobrecargas locales producen obstrucción de vasos sanguíneos, retención de agua y la formación de nódulos que confieren a la piel un aspecto de piel de naranja, sobre todo a nivel de muslos, caderas y nalgas.

La celulitis puede afectar a todas las mujeres, tanto a las delgadas como a las que no lo son.

Las mujeres esperan de un producto anticelulítico, ante todo, una eficacia visible sobre los nódulos y también un alisamiento, una piel más firme y mejor hidratada.

Cinco preguntas frecuentes:
¿Existen diferentes tipos de piel de naranja?

Se debe diferenciar la piel de naranja reciente de la ya instalada:

– La piel de naranja reciente no se encuentra siempre relacionada con un problema de sobrepeso y es fácil de suprimir.
– La piel de naranja ya instalada: las fibras de colágeno comprimen los vasos, de ahí la retención de agua y formación de edema. Incluso pueden comprimir las terminaciones nerviosas, produciendo dolor al pinzamiento.

¿La piel de naranja se encuentra realmente ligada a un problema de peso?

No. No está forzosamente relacionada con un problema de peso. Mas del 90% de las mujeres tienen piel de naranja. En efecto, las hormonas femeninas son responsables. Es un problema que afecta a todas las mujeres, incluso a las más delgadas. Para la gran mayoría de las mujeres, las grasas tienden más a almacenarse localmente que a eliminarse. La piel de naranja se produce por un desequilibrio entre la fabricación y la eliminación de las grasas.

¿Es importante tener un buen hábito de vida?

– Para actuar sobre la piel de naranja, es muy importante -por supuesto- controlar la alimentación, evitando una ingesta excesiva de grasas, sal y azúcares de absorción rápida (bollería…) y tomar alimentos ricos en fibra (frutas y verduras).
– Se debe practicar un ejercicio suave y aeróbico (bicicleta, natación, pasear…).
– No utilizar prendas ajustadas, ni tacones muy altos.
– Evitar el estrés y el insomnio.

¿Cuáles son las etapas en la vida de una mujer que favorecen más su formación?

Son los momentos en los cuales la actividad hormonal de la mujer se encuentra sometida a variaciones:

– En la pubertad, debido a los estrógenos, los tejidos grasos se desarrollan en algunas zonas típicamente femeninas (caderas, glúteos, vientre, muslos).
– Durante el embarazo, la cantidad de estrógenos aumenta, y se puede formar la piel de naranja.
– En la menopausia, ocurre que algunas mujeres que nunca tuvieron piel de naranja anteriormente, la empiezan a tener.

¿Tienen los hombres piel de naranja?

Es muy raro. Efectivamente la piel de naranja está relacionada con las hormonas femeninas. Sin embargo, en los hombres que tienen piel de naranja su localización es generalmente en el abdomen y en las partes más altas del cuerpo (distribución androide).

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Dermatología.




Deja un comentario