Rabia


Nombre de la enfermedad y sinónimos
La rabia es una enfermedad infecciosa que afecta a especies de sangre caliente y que puede ser transmitida al hombre.

También suele denominarse esta enfermedad como Hidrofobia

Epidemiología
– En EE.UU., easos humanos por mordeduras de mofetas mureiélagos, mapaehes o animales doméstieos de fuera del país.
– Máxima prevalencia: Sudeste Asiático, Filipinas, Africa, subcontinente indio.
– Transmisión persona a persona a través de trasplantes corneales.
Manifestaciones clínicas
– Pródromo: 14 días de fiebre, cefalea, malestar, mialgias, anorexia, faringitis; 50 a 80 % presentan parestesias, fasciculaciones o ambas en el sitio de inoculación.
– Encefalitis: actividad motora excesiva, excitación, agitación, alucinaciones, espasmos musculares, convulsiones, parálisis focal, hiperestesia, fiebre, disfunción autonómica (pupilas dilatadas, irregulares, 1’ de lagrimeo y salivación).
– Disfunción de tronco cerebral: parálisis de pares craneales 50 % hidrofobia (contracción involuntaria de los músculos respiratorios al ingerir líquidos); el predominio de disfuncion precoz del tronco cerebral la diferencia de otras encefalitis.
– Complicaciones tardías: supervivencia media 4 días, con soporte respiratorio se prolonga la supervivencia y los pacientes pueden presentar un síndrome de secreción inadecuada de hormona antidiurética, diabetes insípida, arritmias cardíacas; los raros supervivientes han recibido profilaxis previa o posterior a la exposición.
Diagnóstico
– Aislamiento del virus en la saliva o el cerebro mediante inoculación al ratón.
– Serología: elevación al cuádruple del anticuerpo neutralizante o títulos de anticuerpos en LCR 1:64 (si se ha administrado vacuna antirrábica).
– Detección del antígeno: tinción para anticuerpos fluorescentes de frotis de impresión corneal; biopsia cutánea o cerebral.
Prevención y tratamiento
– Indicaciones de la profilaxis postexposición: contacto físico con saliva, exposición a animales salvajes escapados y eon riesgo (murciélagos, mofetas, coyotes, ZOITOS, mapaches), o prueba positiva para anticuerpos fluorescentes en el cerebro del animal capturado.
– Tratamiento de la herida local: limpieza enérgica con agua y jabón, toxoide tetánico, antibióticos.
– Inmunización pasiva postexposición: inmunoglobulina antirrábica humana (RIG) 20 U/kg. (la mitad localmente en la herida, la otra mitad IM), o globulina equina, 40 U/kg.
– Inmunización activa postexposición: vacuna de células diploides humanas (HDCV), 1 mL IM los días 0, 3, 7, 14 y 28.
– Profilaxis preexposición: personas de riesgo (veterinarios, espeleólogos, trabajadores de laboratorio, manipuladores de animales ) HDCV, 1 mL IM los días 0, 7, 21; comprobar que el título de anticuerpos neutralizantes sea 2 1:5, dosis de recuerdo cada 2 años o ambos.

Causas-Etiología
La rabia es una infección viral aguda que suele tener consecuencias fatales. Es transmitida a los seres humanos cuando la saliva de animales infectados (habitualmente perros o murciélagos) penetra a través de una mordedura o una herida abierta. Está causada por un virus, el lisavirus neurotrópico, que afecta a las glándulas salivares y al sistema nervioso central (encéfalo y médula espinal).

Los perros todavía representan un riesgo de transmisión de esta enfermedad aunque, recientemente, los casos de rabia en humanos han sido asociados a los murciélagos y otros animales (mapaches, zorros). Se estiman unos 15.000 casos de rabia al año en todo el mundo. En algunos países, como en el Reino Unido, se ha erradicado la enfermedad, por lo que no se permite introducir mascotas u otros animales en el país.

Datos relevantes
Después de una infección por el virus de la rabia, éste viaja desde el lugar de la infección, a través de las vías nerviosas, al cerebro, donde causa inflamación y da lugar a los síntomas de la enfermedad. El periodo de incubación es variable, pudiendo ser desde los 10 días hasta los 7 años, aunque la media es de 3 a 7 semanas.

Síntomas

La infección cursa en tres fases:

– Primera o prodrómica (signos y síntomas que indican el comienzo de la enfermedad): Se presenta fiebre, dolor en la zona de la infección, cefalea (dolor de cabeza), malestar general, mialgia (dolor muscular), fatiga, anorexia, náuseas y vómitos.
– Segunda o fase de encefalitis aguda: Cursa con inflamación a nivel del sistema nervioso central y se caracteriza por confusión, alucinaciones, agresividad, pensamientos raros, espasmos musculares, convulsiones y parálisis.
– Tercera o fase de disfunción cerebral: Se caracteriza por la presencia de diplopia, parálisis facial, disfagia, sialorrea (cuadro característico de espuma en la boca), hidrofobia (contracción dolorosa del diafragma al deglutir líquidos), coma y muerte por insuficiencia respiratoria.
Diagnóstico

Si ha habido una mordedura de un animal, se observará al animal en busca de signos de rabia. Asimismo, se puede realizar una inmunofluorescencia (un examen de anticuerpos fluorescentes) o una necropsia en el caso de que el animal esté muerto, para comprobar si padece la enfermedad.

Tratamiento

En el caso de haber sido mordido por un animal, es importante limpiar bien la herida con agua y jabón y buscar asistencia médica. Se debe reunir toda la información que se pueda sobre el animal en cuestión y ponerse en contacto con las entidades encargadas del control de los animales para su observación y estudio.

Las heridas por mordedura de animales no se suelen suturar. Si se sospecha riesgo de haber contraído la enfermedad, se procede a la inmunización pasiva con inmunoglobulina o a la vacunación. El tratamiento inmediato (dentro de los dos primeros días tras la mordedura) de esta enfermedad impide el desarrollo de los síntomas, aunque si estos aparecen en la mayoría de los casos se produce la muerte.

Prevención

La prevención de la enfermedad es mediante medidas de salud pública: vacunación de los perros, evitar el contacto con animales desconocidos, vacunación de viajeros o de personas que por su ocupación tengan un riesgo elevado de poderse infectar, cuarentena de animales importados en países sonde la enfermedad no se presente.

Especialidad médica que la trata
Infecciosas; Medicina general; Medicina preventiva.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Glosario Médico.




Deja un comentario