Recuperarse después de sufrir un aborto


Aunque los efectos físicos se superan pronto, el impacto emocional puede ser tan importante como el que se experimenta tras la pérdida de un ser querido

Los sueños de algunas mujeres que esperan un bebé se pueden truncar por un aborto inesperado. La tasa de incidencia de este problema espontáneo oscila entre el 10% y el 15%: alrededor del 12% en gestantes veinteañeras y del 25% en mujeres mayores de 40 años. Pero, ¿qué le sucede a una mujer después de un aborto? ¿Qué síntomas físicos tiene y qué sensaciones y emociones experimenta? ¿Cómo puede recuperarse? Un especialista en ginecología y un psicólogo responden a estas preguntas a las que cada año se enfrentan numerosas mujeres que deben asumir esta pérdida.

Efectos físicos del aborto

Tras un aborto, la recuperación física de la mujer oscila entre varias semanas y poco más de un mes, según el tiempo que haya estado embarazada. Algunas hormonas propias de la gestación permanecen en la sangre durante uno o dos meses después de una pérdida espontánea, pero los efectos físicos suelen desaparecer con rapidez. Según afirma Enrique Kupman, ginecólogo de la Policlínica Miramar, de Palma de Mallorca, en el plano físico, la recuperación de la mujer es rápida; la menstruación reaparece entre cuatro y seis semanas más tarde y, en ausencia de otros problemas, puede quedarse de nuevo embarazada al poco tiempo.

Recuperarse después de sufrir un aborto Psicología y Psiquiatría

El tiempo de ingreso en el hospital depende de cada paciente y de las normas de cada institucion pero, en general, en 24 horas se les da el alta. La hemorragia cesa entre siete y diez días después. En algunos casos, se puede producir una infección que prolonga la hemorragia o causa una secreción de aspecto desagradable, aunque con antibióticos se puede resolver el problema, explica Kupman.

La mujer que acaba de sufrir un aborto puede tener distintos síntomas, desde dolor lumbar hasta molestias abdominales agudas o de tipo cólico, con o sin sangrado vaginal, así como pérdidas de restos de tejido o coágulos. Una vez en casa, debe prestar atención a ciertos signos indicativos de complicación, como fiebre, secreción vaginal purulenta o con mal olor, hemorragias o aumento del dolor. En todos estos casos, hay que consultar al médico.

No obstante, aunque los efectos físicos se superen pronto, puede no suceder lo mismo en el aspecto emocional. El dolor psíquico puede ser tan intenso como el que se experimenta tras la pérdida de un ser querido. Muchas mujeres lo describen como una gran sensación de vacío.

Las cifras en España

A las interrupciones espontáneas hay que sumar los abortos voluntarios y las muertes perinatales, es decir, los bebés que nacen sin vida y quienes fallecen al poco de nacer. Estos últimos comprenden las defunciones fetales tardías, que fueron de 4,9 por cada 1.000 nacidos que se registraron en España en 2005; las de menores de una semana, que fueron de 1,6 nacidos por cada 1.000 en el mismo periodo; y las de los menores de 28 días, que fueron de 2,4 por cada 1.000.

El impacto psicológico

¿Qué pasa por la cabeza y el corazón de una mujer tras un aborto? Tanto si es espontáneo, y por lo tanto inesperado, como si es voluntario, se pueden identificar algunos aspectos en común. El primero es el síndrome de la culpabilidad. En el caso del aborto espontáneo, la mujer tiende a pensar que no ha hecho lo correcto, que se ha esforzado más de la cuenta o que no ha cuidado su salud, entre otras cosas. Es un estado de ánimo que destruye por dentro. Así lo explica Jaime Reynes, psicólogo del programa Comparte tu hijo antes de nacer, de la Policlínica Miramar.

Este efecto de culpabilidad aparece, pero menos, en el aborto decidido porque se ha dado una racionalización previa y el factor de la culpa ya se ha puesto sobre la mesa e, incluso, se ha debatido con médicos, psicólogos y familia en algún caso, lo que actúa como mecanismo de prevención. Gracias a ello, la palabra culpa se reduce a “responsabilidad implícita”, aclara Reynes.

El segundo factor que, según este psicólogo, se debe tener en cuenta tras un aborto es la ansiedad, que es evidente en el espontáneo, pues genera la duda de si la mujer se volverá a quedar embarazada, si la pérdida sucederá otra vez, si hay distintos factores amenazantes escondidos. En el caso del programado, la ansiedad “pesa” más antes de tomar la decisión de interrumpir el embarazo, unida a la inquietud de enfrentarse a un proceso quirúrgico. Ambos factores, culpabilidad y ansiedad, están relacionados con la reacción del entorno de la mujer antes, durante y después del aborto, puesto que sea espontáneo o programado, su estado de ánimo es vulnerable a la opinión de los padres, los amigos y su núcleo más cercano. Es muy importante, por tanto descartar cualquier tipo de reacción punitiva.

Del apego al duelo

Cuanto más avanzado está el embarazo, más dura resulta la pérdida del futuro bebé, puesto que entre madre e hijo surge un estrecho vínculo, que se genera a medida que la madre toma conciencia emocional de que en su interior crece una criatura, que forma parte de ella y de su realidad. Al inicio, la noticia del embarazo es un shock frente al que se puede reaccionar con ilusión o con miedo. Pero pasada “esta emoción dura y que caduca”, en el embarazo surgen otra variedad de sentimientos.

La mujer empieza a buscar el bebé en su barriga; puede sentir dolor, que sufre cambios físicos y que le invade un torrente hormonal. Las primeras emociones se convierten luego en apego, la unión madre-hijo. “Cuanto más se desarrolla el apego, más difícil y más duro es romperlo en el sentido emocional. Es un vínculo inherente a todas las especies vivas, que avanza más a medida que lo hace el embarazo”, declara Reynes.

Ante un aborto espontáneo, se pone en marcha otro proceso mental: el duelo. Éste será más o menos intenso en cada mujer, en función del apego que haya tenido a su futuro bebé y de las habilidades que tenga para afrontar la frustración que ello supone. En madres de edad más avanzada y que ya tienen un hijo o dos, la pérdida de otro no resulta tan dolorosa como en una madre primeriza o una mujer de edad avanzada que nunca ha tenido un hijo.

La mujer y el entorno
Las mujeres que han sufrido un aborto tienen el doble de riesgo de caer en una depresión
¿Qué pasa por la mente de las mujeres que se encuentran en una de esas tres situaciones? La madre primeriza tiende a sufrir miedo y ansiedad porque teme tener algún problema en su organismo y no poder quedarse embarazada. Cuando es una mujer joven, de unos 19 años, estos temores pueden ser más fáciles de dominar, pero a partir de 36 ó 37 años, se amplifican. Si la mujer que ha sufrido el aborto ya tiene hijos, hace el duelo acompañada y centrada en el cuidado de estos.

Estas madres superan la pérdida poco a poco, gracias a su propia realidad. Según datos de Kupman, las mujeres que han pasado por un aborto tienen el doble de riesgo de caer en una depresión, respecto a quienes no lo han sufrido. Hay estudios que revelan un 10,9% de depresión en mujeres que abortaron de manera espontánea, mientras que un 4,3% se vieron afectadas de algún modo por esta experiencia. En general, los cuadros de depresión se dan en el primer mes postaborto y afectan más a las mujeres sin hijos.

La pareja
Pero no hay que olvidar que el aborto no sólo puede ser una experiencia traumática y angustiosa para la madre, sino también para su pareja. Ambos pueden quedar marcados por este acontecimiento. Algunas reaccionan de forma pasiva, con retraimiento y aislamiento, mientras que otras sienten deseos de hablar de ello. Una actitud no es más correcta que otra: cada pareja debe actuar según sus sentimientos.

A veces, puede ser necesaria una intervención psicológica. Cuando esto sucede, el psicólogo interviene sobre los dos factores que aparecen más aumentados en la mujer, como la ansiedad y la culpabilidad, “dos peces que se muerden la cola” e, incluso, es posible que también deba hacerlo en el entorno, más que sobre la misma afectada. En algunos casos, la mujer que lo ha sufrido ya ha racionalizado lo sucedido, mientras que el entorno tiende a perder más la cabeza, a enzarzarse en peleas y, en ocasiones, a acrecentar los sentimientos de culpabilidad y ansiedad que experimenta la mujer.

¿Depresión post aborto?

¿Hay depresión postparto? Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), sólo hay un tipo de depresión, con más de seis meses de evolución y que se caracteriza por síntomas como el sufrimiento, la tristeza o la baja autoestima. Ésta es motivo de consulta al psicólogo o al psiquiatra. Se confunde porque puede ser reactiva, es decir, activarse a consecuencia de algún suceso, como la pérdida de una pareja, del trabajo y, en este caso, después de un aborto.

No obstante, en la literatura médica se ha descrito el “síndrome postaborto” (también denominado con el acrónimo PAS). Se refiere a un cuadro patológico que comprende un complejo de síntomas fisiológicos, psicológicos y espirituales, desencadenados tras la realización de un aborto procurado (voluntario). Por lo tanto, afecta sobre todo a las mujeres que han abortado, pero también se verifica (en distintos grados) en todos los demás que han intervenido en el hecho.

Los síntomas de este síndrome están en relación directa con las razones por las cuales se aborta, el tiempo del embarazo, la relación entre los progenitores, los pasos que se han dado para tomar la decisión y las influencias que se hayan padecido durante el período traumático de la decisión.

Toda pérdida genera un estado de duelo. Se dice que es más difícil superar el dolor de un aborto provocado que el de uno espontáneo producido por la misma naturaleza. Las razones son varias: la persona se sabe culpable de la pérdida y se ha autoconvencido de que no es un ser humano. Cuando los dolores no se superan, conducen a la depresión.

Califica este Artículo
3.85 / 5 (27 votos)

Categoría: Psicología y Psiquiatría.




58 Responses to “Recuperarse después de sufrir un aborto”

  1. Yesica Dice:

    Hola yo también tuve un aborto retenido este 9 febrero todavía no lo asigmilo fuy ala primera ecografía el doctor me dijo que el bebé no le latía el corazón que tocaba sacarlo se me partió la vida en dos porque yo deseaba mi bebé tenia dos mese y medio de embarazo nuca me había pasado algo así yo tengo dos hijos ya y esperaba que este fuera mi ultimo bebé quería volver hacer madre soñaba con carga lo entre mis brazos y no hago si no llorar porque se que ya no esta esto es muy duro y todos dice que no llore trató de hacerlo para que mis hijos no me vea mal me a dado dolor fuerte tengo el estomago inflado pero sin sagrado alquien sabe si esto es normal


  2. Maria Dice:

    Hola soy María y acabo de perder a mi bebé, todo el mundo tiene la manía de decir k no llore pero es lo único k kiero hacer, aunke me dijeron k mi embarazo no era de alto riesgo y k pasó por k pasó me da mucho miedo a quedarme embarazada otra vez y pasar por esto, no soy capaz, se pasa fatal, me fui con las manos vacias


  3. Gaby Dice:

    Hola Kath soy gaby al igual que tu hace dos dia perdi a mi bb desde el domingo comenze con sangrado y ya no habia nada que hacer la eco no mostraba ya su corazon me destrui al ver esa imagen al igual que a ti me dicen que no llore que todo estara bie que Dios hace las cosas por algo y solo quiero q alguien me escuche y ne deje llorar siento un gran vacio y una opresion en el pecho que no me deja seguir solo quiero llorar esto es muy doloroso


  4. Kathy Dice:

    Yo tengo apenas 2 días q sufrí un aborto espontáneo tenia 11 semanas y 6 días y yo estaba muy ilusionada demasiado tengo una niña de 15 años y esta ilusión de tener otro hijo era demasiada primero porque era el hijo deseado yo amo a mi hija pero en realidad salí embarazada muy joven y no sentí q fuese deseada pero este bebe era lo que mas deseaba… Mi pareja me dice q el siempre va a estar conmigo con hijo o sin hijo q no llore q no m deprima q talvez Dios mas adelante nos dará nuestro bebe q la vida sigue q talvez no era el tiempo que todo pasa por algo… Yo lloro mucho hoy le dije q no m pidiera mas q no llorara porque me siento muy mal no m puede exigir eso porque era mi bebe q por favor me dejara pasar esto tranquila yo me calmo y hago mis cosas normalmente trato de no llorar pero veo los ecos la ropa y me viene todo los recuerdos de cuando hablaba de mi bebe de cuando llore por ver su primer ecografía y solo quisiera dormirme y levantarme y q fuera lunes nuevamente y q todo hubiese sido un sueño esos que se sienten tan reales pero se que no es así yo siempre me eh caracterizado por ser muy fuerte por tener una sonrisa siempre pero ahora mismo no siento eso solo recuerdo y recuerdo y lloro y siento un vacío mucha rabia porque siento q no me cuide q no me alimentaba bien q estaba tan segura de que ivamos a tener a nuestro bebe pronto en agosto y q iva a jugar por la casa todo eso m imagino…


  5. Yose Dice:

    Hola soy yose ,perdí un embarazo de seis meses me hicieron un serclage por mi cuello del útero muy corto pero como mi hijita ya estaba muy grande no resistió su peso ,ya han pasado casi dos meses,era nuestra primera hija ,luego de tres años de matrimonio … Cada mes que pasa me hace pensar que si aun estuviera embarazada quedaría poco por conocernos pero finalmente me acuerdo que no tengo nada ,que este vacío enorme que nos dejo no lo llena nada . Cada vez que me embaraze nuevamente debo someterme a la misma operación ,claro si que como ya se que tengo ese problema en mi útero ahora deben realizarla en él tiempo que corresponde entre él segundo y tercer mes … Aun sabiendo que sera un embarazo complicado ,con operaciones hospitalizaciones prolongadas y muchos temores solo espero que Dios me de nuevamente esta bendición y me devuelva lo que él se llevo…


  6. shari Dice:

    Mi nombre es shari tengo 27 años acabo de tener un aborto espontaneo tenia 7 semanas empese a sangrar como si nada luego me vino mucho dolor en la espalda y vientre horrible como si estuviera pariendo empese a botar muchos cuahulo de sangre mucho sangrado no me dio chance de ir al medico ya lo habia botado todo es algo horrible no se lo deceo a nadie es una trizteza q no se puede explicar


  7. Linda Dice:

    Hola Rosy, yo tengo 35 años y hace dos meses perdí por segunda vez un embarazo, el primero lo perdí a los 4 meses de gestación y el segundo a las seis semanas; no importa el tiempo que los haya llevado en mi vientre, es siempre es una situación durísima y desanimante, en lo personal estoy muy decidida a no seguir intentando, el desgaste emocional y físico es abrumador. Solo te aconsejo que escuches ese grito que escuchas en tu interior, no lo ignores, llora y grita, platicalo con tus allegados, desahógate y ten paciencia, pronto sanarás.
    Mucha Fuerza amiga, espera unos días y luego si puedes salir de viaje y alejarte (sola) de lo cotidiano HAZLO. Te ayuda a reencontrar tus fuerzas y tu valía.


  8. Rosy Dice:

    Hola me yamo rosy tengo 45 años acabo de tener un borto de casi 8 semanas eran jemelitos y es muy doloroso y triste tengo 3 dias de mi perdida y eyorado tanto tengo tengo mucho dolores en el bientre y mi espalda es mucho peor ke un parto normal estaba muy emosionada mis bbs nunca dieron señal de vida y lo triste ke no sabia ke estana embarasada me duro muy poco la dicha de saber de ellos mis angelitos nunca los boy a olvidar


Deja un comentario