REDUZCAMOS EL RIESGO DE MUERTE SÚBITA


La muerte súbita del lactante es la primera causa de mortalidad infantil en los países desarrollados. Clínica Santa María le entrega recomendaciones para disminuir el riesgo de que ocurra.

Este síndrome se define como “la muerte repentina e inesperada de un lactante aparentemente sano” y se ha transformado en la primera causa de mortalidad infantil en los países de Occidente.

Por esta razón, la matrona jefe del Servicio de Obstetricia, Ginecología y Neonatología, Sra. Mónica Guitart, destaca su importancia e informa sobre las recomendaciones de la Academia Americana de Pediatría para reducir el riesgo de muerte súbita, las cuales fueron adaptadas para Clínica Santa María por la Dra. Ximena Alegría, neonatóloga residente del Servicio.

1. Posición para dormir

Los niños deben ser puestos para dormir en posición supina (completamente de espaldas). La posición lateral para dormir no es tan segura como la supina y no es recomendada.

2. Superficie para dormir

Use una superficie lisa para dormir, materiales blandos u objetos como almohadas, superficies acolchadas, piel de oveja u otros no deben ser puestos debajo del niño mientras duerme. Un colchón firme cubierto por una sábana es la superficie recomendada para dormir.

3. Cuna

Cuide que los objetos blandos y suaves estén fuera de la cuna, tales como almohadas, juguetes y otros deben estar fuera del ambiente de dormir. Si se usan protectores de cuna, deben ser delgados, firmes, bien asegurados y no como almohadas. Además, ropa de cama suelta como frazadas o sábanas pueden ser peligrosas. Si las frazadas están siendo usadas, deben ser dobladas alrededor del colchón, de manera de disminuir la probabilidad de que la cara del niño sea cubierta.

La ropa de cama sólo debe cubrir hasta el pecho del niño; también se puede ponerle pijama sin otra cubierta o tenerlo en un saco de dormir diseñado para guardar el calor sin el riesgo de que le cubra la cabeza.

4. No fume durante el embarazo

El tabaquismo durante el embarazo ha emergido como un factor de mayor riesgo en casi todos los estudios epidemiológicos de muerte súbita. Fumar en el ambiente de la guagua después del nacimiento también ha surgido como factor de riesgo en algunos estudios, por lo tanto es conveniente evitar la exposición de los niños a ambientes contaminados con humo de cigarro.

5. Un entorno para dormir separado pero próximo es recomendado

Se ha demostrado que el riesgo de muerte súbita se reduce cuando los niños duermen en la misma pieza que la madre. Una cuna próxima a la madre, que cumple con los estándares de seguridad es recomendada. Las cunas que se unen a la cama proveen fácil acceso a la madre, especialmente para amamantar, pero los estándares de seguridad para estas cunas aún no han sido establecidos.

Las camas compartidas están aumentando por varias razones, entre ellas, porque facilitan la lactancia, pero son más riesgosas, por lo que se recomienda que los niños duerman solos y sean llevados a la cama de la madre para alimentarlos, darles atención, reconfortarlos y luego deben ser retornados a sus propias cunas, cuando los padre estén listos para dormir.

Los niños no deberían ser llevados a la cama cuando los padres estén excesivamente cansados o usen medicamentos o sustancias que puedan mermar su capacidad de alerta. Se recomienda que la cuna sea puesta en la pieza de los padres, cercana a la cama, las guaguas no deben compartir cama con otros niños. Es muy peligroso dormir con un niño en un diván o sofá, nadie debe dormir con una guagua en esas superficies.

6. Uso de chupete

Considere ofrecer un chupete (pacificador) en la hora de la siesta o al dormir. Aunque el mecanismo no es conocido, la reducción de riesgo de muerte súbita asociada al uso de chupete pacificador durante el dormir es convincente y la evidencia de que el uso de chupete inhibe la lactancia natural o causa complicaciones dentales tardías no lo son.

Hasta que las evidencias indiquen lo contrario, se recomienda el uso de chupete durante el primer año de vida de acuerdo con los siguientes procedimientos:

– El pacificador o chupete debe ser usado cuando el niño se acueste a dormir y no debe reinsertarse cuando esté durmiendo. Si el niño rechaza el uso de chupete no debe ser forzado.
– El chupete no debe ser cubierto con una solución dulce.
– Deben ser limpiados con frecuencia y reemplazados regularmente.
– Para niños en amamantamiento, retrasar la introducción de pacificador hasta el mes de vida para asegurarse que el amamantamiento está fuertemente establecido.

7. Evitar sobre calentamiento

El niño debe usar ropa liviana para dormir y la temperatura de la pieza ser confortable para que un adulto use ropa liviana. El niño no debe estar caliente al tocarlo.

8. Evite uso de objetos para mantener la posición de dormir

Los objetos para mantener la posición no han sido testeados suficientemente para mostrar eficacia o seguridad.

9. No use monitores como estrategia para reducir el riesgo de muerte súbita

Los monitores electrónicos de respiración o cardiacos están avalados para detectar fallas cardiorrespiratorias y pueden ser usados en aquellos casos de extrema inestabilidad cardiorrespiratoria.

Sin embargo, no hay evidencia que demuestre que el uso de monitores en el hogar disminuyan la incidencia de muerte súbita. Además, no existe la convicción de que los niños con alto riesgo de muerte súbita puedan ser detectados por monitores hospitalarios cardiacos o respiratorios.

10. Evite el desarrollo de posición de plagiocefalia que corresponde al aplastamiento de la región occipital

Ponga al niño a dormir con la cabeza hacia un lado durante una semana y luego cambie hacia el otro lado y cambie la orientación del niño cuando está en actividad.

Fomente la posición ventral (de guata) cuando el niño esté despierto y obsérvelo. Esta también estimula el desarrollo motor. Evite que el niño pase largo tiempo en la silla del auto, ya que la presión es aplicada es en el occipucio. La posición erguida debe ser evitada.

Cuidados especiales deben ser tomados para implementar las recomendaciones antes mencionadas para niños con problemas neurológicos o con sospecha de retraso del desarrollo.

11. Educación

La educación sobre la posición de espalda debe extenderse a cuidadoras, abuelos, nanas y personal de salas cunas, quienes deben implementar estas medidas.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Pediatría.




Deja un comentario