Saquinavir (Oral)


¿QUÉ ES?
El saquinavir es un inhibidor de proteasas. Se usa en combinación con otros medicamentos para tratar pacientes que están infectados con el virus de inmunodeficiencia humana (VIH).

El VIH es el virus que causa el síndrome de inmunodeficiencia adquirida (SIDA). Este medicamento parece retardar la destrucción del sistema inmune causada por el VIH. Esto puede ayudar a retardar el progreso de la enfermedad por VIH y las infecciones serias que ocurren con el SIDA. Sin embargo, este medicamento no cura ni previene la infección por VIH, y no impedirá que usted le transmita el virus a otras personas. Los pacientes que están tomando este medicamento pueden continuar teniendo los problemas usualmente relacionados al SIDA o a la enfermedad de VIH.

Si algo de la información en este folleto le causa preocupación especial o si desea más información acerca de su medicamento y su uso, consulte con su médico, enfermera o farmacéutico. Recuerde, mantenga éste y todos los demás medicamentos fuera del alcance de los niños y nunca comparta sus medicamentos con otras personas.

ANTES DE USAR
Dígale a su médico, enfermera y farmacéutico si usted . . .

es alérgico a cualquier otro medicamento, ya sea recetado o no;
está embarazada o piensa quedar embarazada mientras esté usando este medicamento;
está dando el pecho;
está usando cualquier otro medicamento recetado o no, especialmente
astemizol, bloqueantes de los canales del calcio, carbamazepina, cisaprida, delavirdina, dexametasona, alcaloides del cornezuelo de centeno, midazolam, fenobarbital, fenitoína, quinidina, rifabutina, rifampicina, ritonavir, terfenadina o triazolam;
tiene cualquier otro problema médico.

USO APROPIADO
El saquinavir se debe tomar con comida o dentro de las 2 horas de una comida completa.

Tome este medicamento tal como le indicó su médico. No tome más de ello, ni lo tome con más frecuencia ni lo tome por más tiempo de lo indicado. Además, no deje de tomar este medicamento sin consultar primero con su médico.

Siga tomando este medicamento por el plazo completo del tratamiento, aunque empiece a sentirse mejor después de unos días.

Este medicamento funciona mejor cuando hay una cantidad constante en la sangre. Para ayudar a mantener constante la cantidad, no deje pasar ninguna de las dosis. Además, es mejor tomar las dosis en intervalos igualmente espaciados, día y noche. Si necesita ayuda para planificar el mejor horario para tomar su medicamento, consulte con su médico, enfermera o farmacéutico.

Si se le pasa una dosis de este medicamento, tómela lo antes posible. Sin embargo, si es casi hora para su próxima dosis, deje pasar la dosis olvidada y vuelva a su horario regular de dosificación. No use doble cantidad.

Para guardar este medicamento:

Guarde fuera del alcance de los niños. Alejado del calor y la luz directa. Guarde las cápsulas de gelatina suave (Fortovasa) en el refrigerador. No lo guarde en el baño, cerca del lavaplatos en la cocina o en otros sitios húmedos. El calor o la humedad pueden deteriorar el medicamento. No conserve medicamentos cuya fecha haya expirado o que no necesita más. Asegúrese de desechar sus medicamentos en un sitio fuera del alcance de los niños.

PRECAUCIONES
No tome ningún otro medicamento sin consultar primero con su médico. El hacerlo puede aumentar la posibilidad de efectos secundarios serios.

Es importante que su médico revise su progreso mediante visitas regulares para asegurar que este medicamento esté funcionando y para revisar si hay efectos no deseados. Este medicamento puede afectar los niveles de azúcar en la sangre.

Siga con cuidado cualquier indicación para guardar que figure en el paquete.

EFECTOS LATERALES
Efectos secundarios que deben ser informados a su médico

Raros — Quemazón o Sensación de pinchazón en el cuerpo; confusión; disminución de la necesidad de orinar; mareos o vahídos; boca seca; sequedad o comezón de la piel; olor del aliento tipo fruta; aumento de hambre, sed o necesidad de orinar; náuseas; salpullido; cansancio o debilidad inusual; vómitos; pérdida de peso; piel arrugada

Efectos secundarios que usualmente no requieren atención médica

Estos posibles efectos secundarios pueden desaparecer durante el tratamiento; sin embargo, si continúan o son molestos, consulte con su médico, enfermera o farmacéutico.

Menos comunes o raros — Dolor de abdomen; diarrea; dolor de cabeza; llagas en la boca; debilidad

Otros efectos secundarios no listados arriba también pueden ocurrir en algunos pacientes. Si nota cualquier otro efecto, consulte con su médico, enfermera o farmacéutico.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Medicamentos.




Deja una respuesta