TABAQUISMO: EL ÚNICO CULPABLE DEL CÁNCER PULMONAR


En Chile se diagnostican alrededor de 2.200 cánceres la pulmón al año, de los cuales sólo el 12% de los afectados sobrevive. Es una enfermedad agresiva y dolorosa que sólo se puede prevenir dejando de fumar.

Más de dos mil personas mueren cada año por causa del cáncer al pulmón, una enfermedad tumoral maligna de muy alta agresividad que mata al 88% de quienes la contraen.

Está demostrado que el consumo de tabaco es el causante directo del cáncer pulmonar, ya que “el 95% de los pacientes cancerosos fuman más de 20 cigarrillos al día”, explica el Dr. Claudio Suárez, cirujano torácico especialista en cáncer al pulmón de Clínica Santa María.

“Es importante advertir que no importa el tipo de cigarro que se fume, si es light o sin filtro, porque produce el mismo cáncer pulmonar. Las sustancias que les quitan no son las cancerígenas y ésa es una falsa ilusión que se utiliza hace un buen tiempo”, afirma el cirujano.

Por lo tanto, el énfasis debe hacerse en el abandono del hábito. “Sé que es muy difícil, pero es primordial si se quiere evitar ésta y tantas otras enfermedades. El tabaco no sólo mata por cáncer pulmonar, también lo hace por enfisema, bronquitis crónica, accidentes cardiovasculares y vasculares encefálicos, por cáncer de vejiga, cérvico uterino, de lengua y de laringe, entre otros”, asegura.

Para dejar de fumar, lo principal es tener muchas ganas y “crearse” la voluntad para hacerlo. “Cuando se intenta dejar el vicio sin una asistencia especializada, sólo en el 12% de los casos se logra estar un año sin fumar. En cambio, con programas de ayuda como el de Clínica Santa María, que incluyen apoyo psicoterapéutico, medicamentos, control médico, uso de parches y chicles de nicotina, las posibilidades de tener éxito superan el 40%, lo que es bastante en comparación con las personas que lo hacen sin ayuda”.

– Diagnóstico precoz: la única forma de combatirlo

El Dr. Claudio Suárez cuenta que “en los últimos 20 años han habido grandes avances en tecnología, farmacoterapia, radiación y cirugías, pero el número de enfermos con diagnóstico espontáneo que sobrevive a este cáncer sigue estancado en el 12%. Eso quiere decir que lo único que se puede hacer es prevención y lograr un diagnóstico precoz”.

El cáncer pulmonar tiene 4 etapas y cuando el diagnóstico se hace en estados avanzados, la tasa de sobrevida es prácticamente nula. Sin embargo, cuando en Clínica Santa María se detecta el cáncer en la primera fase, hay un índice de completa recuperación superior al 90%. El problema es que generalmente no se encuentran en esta etapa, sino cuando están muy desarrollados.

“Las mejores estadísticas de sobrevida las tiene el National Cancer Center de Tokio, después viene un centro en Barcelona y luego venimos nosotros, Clínica Santa María. Estos resultados son espectaculares y se deben a que nos ceñimos a un mismo modelo de diagnóstico y tratamiento”, asegura el especialista.

De esta forma, además de incitar a que los fumadores dejen el hábito, es preciso que se hagan un estudio permanente, lo que se traduce en un scanner una vez al año. “Si no fuma, no tiene que hacerse nada porque no va a tener cáncer pulmonar, pero si ha dejado de fumar, sólo 10 años después va a bajar su riesgo. Por lo tanto, durante los 10 años siguientes, se tiene que seguir controlando anualmente”.

El cáncer pulmonar mata de distintas formas, pero siempre con una muerte dramática. Una posibilidad es que haya una diseminación a distancia y que se siembre en los huesos, vértebras, cerebro, hígado, sitios que producen mucho dolor. La otra alternativa es fallecer por insuficiencia respiratoria, es decir, el enfermo se ahoga. “Son muertes terribles que se pueden evitar si no fuman. Por eso, el esfuerzo debe dirigirse a que los jóvenes no adquieran el hábito, ya que el 90% de las personas tiene receptores adictivos a la nicotina en el cerebro y ésa es la razón por la cual los cigarros la contienen, porque provoca la adicción desde el primer cigarro”, finaliza el cirujano.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Oncología.




Deja un comentario