Tiomalato sódico de oro (Por inyección)


¿QUÉ ES?
El tiomalato sódico de oro es un compuesto del oro que se usa en el tratamiento de la artritis reumatoide. También se puede usar para otras condiciones según lo determine su médico.

Si algo de la información en este folleto le causa preocupación especial o si desea más información acerca de su medicamento y al uso del mismo, consulte con su médico, enfermera o farmacéutico. Recuerde que debe guardar éste y todos los demás medicamentos fuera del alcance de los niños y que nunca debe compartir sus medicamentos con otras personas.

ANTES DE USAR
Dígale a su médico, enfermera y farmacéutico si usted . . .

es alérgico a cualquier otro medicamento, ya sea recetado o no;
está embarazada o piensa quedar embarazada mientras esté usando este medicamento;
está dando de lactar;
está usando cualquier otro medicamento recetado o no, especialmente penicilamina;
tiene cualquier otro problema médico, especialmente enfermedad en la sangre o en los vasos sanguíneos, colitis, enfermedad del riñón (o antecedentes), lupus eritematoso, el síndrome de Sjogren o enfermedad en la piel.

USO APROPIADO
Para que este medicamento actúe, las inyecciones deben aplicarse regularmente y en la forma como lo indicó su médico. Continúe recibiendo las inyecciones de este medicamento aunque usted piense que no está siendo efectivo. Es posible que usted no note los efectos de este medicamento, hasta después de los 3 a 6 meses de uso continuado.

Si olvida una dosis, llame a su médico y pídale instrucciones.

PRECAUCIONES
Los compuestos del oro pueden hacer que algunas personas sean más sensibles de lo normal a la luz solar. La exposición a la luz solar puede causar salpullido o hacer que empeore el salpullido ya existente.

Para protegerse de la luz solar no debe exponerse directamente a ella, especialmente entre las 10-AM y las 3-PM y tampoco use una lámpara solar o cámara bronceadora. Use ropas que le protejan y pregúntele a su médico si puede aplicarse un bloqueador de sol. Si usted llega a presentar una reacción severa al sol, hable con su médico.

Después de aplicada la inyección, pueden presentarse mareos, sensación de desmayo, sofocos o enrojecimiento de la piel, náuseas o vómito, aumento de la sudación o debilidad inusual. Estos efectos usualmente desaparecerán después que usted se acueste por unos minutos. Si estos efectos continúan o si usted nota cualquier otro efecto en los primeros 10 minutos de aplicada la inyección, infórmele inmediatamente a su médico o enfermera.

Puede presentarse dolor en las articulaciones durante 1 ó 2 días después de aplicada la inyección de este medicamento. Este efecto usualmente desaparece después de las primeras inyecciones

EFECTOS LATERALES
Aunque todos estos efectos secundarios no aparecen muy frecuentemente, es posible que, mientras esté tratándose con este medicamento, se presenten en cualquier momento y hasta por varios meses después de haber terminado el tratamiento y, es posible que también, necesiten atención médica.

Efectos secundarios que deben ser informados a su médico

Más comunes — Irritación o sensibilidad en la lengua; sabor metálico en la boca; enrojecimiento, sensibilidad, hinchazón o sangrado en las encías; salpullido o picazón en la piel; llagas, úlceras o manchas blancas en los labios, en la boca o en la garganta

Menos comunes — Orina turbia o con sangre; ronchas

Raros — Dolor, ardor o cólicos estomacales o abdominales (severos); heces con sangre o negras y alquitranadas; confusión; convulsiones; tos; ronquera; dificultad para respirar; falta de aliento; presión en el pecho o sibilancia (respiración ruidosa); orina oscura; disminución en la necesidad de orinar; disminución de la visión; dificultad al tragar; sensación de un cuerpo extraño en el ojo; fiebre; pérdida del cabello; alucinaciones; irritación de la nariz, garganta o del área superior del pecho, posiblemente con ronquera o tos; irritación de la vagina; náuseas, vómito o indigestión (severos y continuos); adormecimiento, cosquilleo, dolor o debilidad, especialmente de la cara, las manos, los brazos o los pies; heces pálidas; dolor o dificultad al orinar; dolor en la parte baja de la espalda, el costado o en el área más baja del abdomen; enrojecimiento, dolor, picazón o lagrimeo de los ojos; pequeños puntos rojos en la piel; problemas con la coordinación muscular; piel enrojecida, gruesa o con escamas; enrojecimiento, dolor, hinchazón o sangrado de las encías; hinchazón de la cara, los dedos, los tobillos, los pies o la parte baja de las piernas; hinchazón (grandes) en la cara, los párpados, la boca, los labios o la lengua; ganglios hinchados o doloridos; sangrado o moretones inusual

Califica este Artículo
4 / 5 (1 votos)

Categoría: Medicamentos.




Deja un comentario