Tolerancia a la frustración: la importancia de seguir adelante


Esta es una conducta mental que permite aceptar y sacar un aprendizaje de situaciones que a veces puedan resultar incómodas o desmotivantes.

Al salir del colegio, Héctor ingresó a estudiar música. Pronto se dio cuenta de que no era tan virtuoso para esa profesión como él esperaba. Abrumado, abandonó la carrera al semestre de haber comenzado. Se cambió a estudiar publicidad, pero vio que sus logros eran insuficientes y nuevamente dejó sus estudios sin haber concluido el año. Como él, muchas personas no logran sobrellevar las dificultades que se les cruzan en el camino, dejando abandonadas sus metas y sueños.
Solange Anuch, psicóloga de Clínica Alemana, explica que la baja tolerancia a la frustración se presenta en quienes no han desarrollado suficientes recursos psicólogicos para procesar los obstáculos que la vida les lleva a enfrentar. “Así, observaremos personalidades a las que les resulta muy difícil rehacerse y dar un giro en el camino”, sostiene.

Por lo general, esta conducta se puede presentar en individuos que tienen una personalidad inmadura, son dependientes, ansiosos, muy rígidos o con algunos trastornos de personalidad.

La psicóloga afirma que esta dificultad se produce porque la sociedad actual tiende a negar y eliminar el sufrimiento como parte intrínseca del concepto de felicidad. A esto se suma que en este mundo facilitado de tecnologías y automatismos la habilidad para enfrentar desafíos y salir renovados de las derrotas tiende a extinguirse.

Los obstáculos y frustraciones son material pedagógico para que nos eduquemos a nosotros mismos, son instancias de aprendizaje desde adentro, que más que vencer trabas nos orientan a vencernos a nosotros mismos, reconocer nuestras verdaderas barreras internas, aumentar el autoconocimiento y ponernos nuevamente en marcha”, afirma la especialista.

Hay casos más graves en que esta conducta puede desencadenar adicciones, comportamientos compulsivos e, incluso, la automutilación o el suicidio, por lo que se hace importante educar a los niños en este sentido desde pequeños. “La necesidad de gratificación inmediata del individuo intolerante, sin autorregulación ni voluntad, hacen que el abuso de sustancias y la autoagresión se conviertan en mecanismos primitivos para escapar a una realidad que no se sabe enfrentar”.

La psicóloga hace hincapié en que los primeros que deben aprender a sobrellevar la frustración de manera sana son los padres, pues de otra forma es muy difícil enseñarla.

También es importante que los niños se sientan acogidos en términos afectivos. “Necesitamos padres que después de las derrotas ayuden a sus hijos a mirarse sin herirse, a entenderse sin desesperarse, a corregirse sin dañarse, a quererse porque son queridos”.

Tampoco debe confundirse el aceptar y seguir el camino con la pérdida de la capacidad de competencia y quedarse estancados. “Bajo la perspectiva de que como seres humanos necesitamos ensayar conductas para aprenderlas, experimentar vulnerabilidad para fortalecernos y ayudarnos unos a otros para avanzar, es posible educar la competencia, el empuje y el desafío al mismo tiempo que la templanza, la serenidad el autoconocimiento y colaboración”.

Cómo mejorar la tolerancia a la frustración?
Mejorar la tolerancia a la frustración demanda reflexionar, detenerse a pensar en que lo aceptado es un paso necesario para alcanzar la plenitud y realización. Asimismo, significará disponer de un arsenal de ideas y significados que llenan de comprensión, fuerza y esperanza para seguir creciendo.

“Es fundamental disponer de más y mejores habilidades para leer y dar significado a lo que nos ocurre. Contar con un código para descifrar el sentido de lo que nos pasa (éxitos y fracasos) es una tarea que se hace cada día, apoyados en nuestra historia, nuestra mente y en el seno de las tradiciones espirituales que brinda cada cultura”, sostiene.

Las maneras de enfrentar la frustración dan cuenta de varios eventos psicológicos:
– Estado madurativo del individuo
– Desarrollo del pensamiento e inteligencia
– Desarrollo y autorregulación emocional
– Aprendizajes frente al rendimiento y el fracaso
– Estilo familiar
– Internalización de la cultura
– Configuración de personalidad

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Psicología y Psiquiatría.




2 Responses to “Tolerancia a la frustración: la importancia de seguir adelante”

  1. sol Dice:

    como puedo ayudar a mi hija para que vaya mejorando en este sentido


  2. Sandra Dice:

    Creo que el sentido del humor es fundamental,frente a las situaciones que pensábamos que nos iría estupendamente, y de un momento a otro no lo es, tenemos muchos sentimientos de inferioridad, que no es posible verlos de manera diferente o contraria, pero hay que pensar que es una enseñanza para ser más humildes y que eso debe trascender a los demás y que esta experiencia nos da validez ante los demás, porque tenemos autoridad moral ante los fracasos y somos más creíbles a la hora de aconsejar a otros.
    Y no hay mal que por bien no venga, siempre ha sido asi.


Deja un comentario