TRASTORNO OBSESIVO COMPULSIVO: CONOZCA EN QUÉ CONSISTE


Es un trastorno de la ansiedad que afecta a hombres y mujeres, y se presenta con la aparición de ideas irracionales o involuntarias, produciendo angustia o malestar. Aprenda a identificarlo.

El Trastorno Obsesivo Compulsivo (TOC), es una enfermedad que afecta tanto a hombres como mujeres a una temprana edad. El 60% de los casos ocurre antes de los 25 años, mientras que un 15% aparece después de los 35.

El Dr. Jorge Westphal psiquiatra de Clínica Santa María, asegura que “la aparición de este trastorno se debe a factores genéticos, que generan una predisposición a contraer la enfermedad dependiendo de los eventos de la vida, los que pueden ligar, desencadenar o agravar esta enfermedad”.

Las culturas rígidas y autoritarias pueden ser las causantes de este trastorno, debido a que cuando existen normas severas de elevado cumplimiento y sin muchas posibilidades de elección, facilita la aparición de síntomas que frecuentemente acompañan al sentimiento de culpabilidad.

– Manifestaciones

En ocasiones, quienes padecen de TOC tienen pensamientos absurdos que van contra su voluntad, provocando un sentimiento de malestar, ansiedad y fastidio. “La idea obsesiva está a nivel cognitivo –pensamiento- y tiene una condición de invasión en que una persona siente que esa idea repetitiva, incisiva o absurda se impone y no puede estar tranquilo con el manejo racional de su análisis en relación a esa idea”, explica el especialista.

El TOC también se puede manifestar como una duda patológica, es decir, la persona tiene la sensación de haber efectuado algún acto o pensamiento de forma incorrecta, por lo que sienten la necesidad de hacerlo una y otra vez. El Dr. Wesphal explica que “a veces las personas quedan con la duda si han sido lo suficientemente sinceros, desencadenando un sentimiento creciente de ansiedad”.

Otra forma en que es posible reconocer a una persona con esta enfermedad es según sus actos. Hay quienes tienden a lavarse las manos en forma obsesiva, con la connotación de que si no lo hacen ponen en peligro su salud y la de otros. Esto le impide a las personas viajar en la locomoción colectiva por el temor a las infecciones y el miedo a perder la sensación de pureza.

“Los pacientes con este trastorno verifican en forma exhaustiva sus propias inquietudes, peligros o sensaciones de inseguridad. Por ejemplo, cierran la casa repetidas veces, revisan las ventanas, artefactos eléctricos o cosas que puedan producir accidentes como los cuchillos”, explica el psiquiatra.

Además, los enfermos de TOC son ordenados, responsables, autoexigentes y tienden a meditar muy bien sus decisiones. “Cada vez que tienen que tomar una decisión pareciera como si estuvieran resolviendo algo muy trascendental, cuando a lo mejor quieren ir al cine o a un parque”, asegura el Dr. Westphal.

– Tratamientos

El tratamiento de esta enfermedad puede durar meses o años, y generalmente se complementa el tratamiento psicológico con el farmacológico. En este último, se hace uso de medicamentos antidepresivos y ansiolíticos, mientras que en el psicológico se realizan distintos tipos de psicoterapia, siendo la Terapia Cognitivo Conductual la más recomendada, ya que se establecen modelos de tratamientos según la idea obsesiva que tenga el paciente.

En la psicoterapia se realizan Terapias Conductuales, las cuales consisten en que las personas aprenden a tener una respuesta adecuada en relación a una idea obsesiva, bajando el nivel de angustia.

Otra posibilidad de tratamiento es la Desensibilización, que se aplica cuando existe una situación traumática muy evidente intentando que el paciente, reconociendo esta situación, adquiera pautas de conductas que eviten su sintomatología.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Psicología y Psiquiatría.




Deja un comentario