TRATAMIENTOS PARA LA GINECOMASTIA EN EL ADOLESCENTE


El aumento del volumen mamario en los jóvenes se ha vuelto una situación frecuente, afectando a alrededor del 35% de los adolescentes de entre 13 y 14 años. Conozca sus causas y tratamientos.

La Ginecomastia consiste en el aumento del volumen mamario en el hombre. Se trata de una situación bastante frecuente que afecta a aproximadamente un 35% de los adolescentes.

El Dr. Fernando Gómez, especialista en el tema, cuenta que “la mayoría de las veces se presenta entre los 13 y 14 años, pero regresa a la normalidad espontáneamente antes de un año. Sin embargo, en algunos jóvenes esta condición se prolonga más allá de los 16 años, causando problemas de adaptabilidad social que a veces llegan a ser muy limitantes”. En estos casos, debe considerarse un tratamiento quirúrgico para solucionarlo.

– Causas

El Dr. Gómez asegura que “la causa más frecuente en el adolescente es fisiológica, es decir, no existe una enfermedad que explique el aumento del volumen mamario. En estos casos se produce un desequilibrio entre el efecto estimulador de los estrógenos y el inhibitorio de los andrógenos. Es el mismo efecto se observa con el uso de algunos fármacos como anabólicos, antimicóticos, antihipertensivos y diuréticos”.

El especialista asegura que el uso frecuente de marihuana también se ha asociado a esta patología y, con menos frecuencia, a enfermedades más graves como tumores testiculares, daño hepático crónico y síndrome de Kleinefelter, entre otras.

– Consecuencias psicológicas

Los jóvenes afectados pueden sentir vergüenza frente a sus pares o dejar de participar en actividades grupales que desenmascaren su condición, como por ejemplo, no quitarse la polera frente a sus compañeros, no bañarse en las piscinas aunque haga mucho calor, etc.

En casos más extremos, algunos adolescentes sienten amenazada su virilidad y exageran conductas “masculinas” para compensar, derivando en problemas que arriesgan aún más la relación con sus pares. “Para ellos es muy difícil hablar del tema, incluso a veces no existe la confianza suficiente para que planteen el problema a sus familiares más cercanos. Es por esto que los padres tienen que estar atentos y tomar la iniciativa para conversar con su hijo en estos casos”, afirma el Dr. Gómez.

– Evaluación inicial

La mayoría de los jóvenes con ginecomastia no presentan síntomas asociados, algunos consultan por dolor y otros atribuyen el hallazgo a un trauma o golpe. “En la mitad de los casos son unilaterales, aunque al estudiarlos mejor se evidencia ginecomastia bilateral que no era evidente al examen físico”, dice el especialista.

Una vez objetivado el aumento de volumen, se evalúa una mamografía para distinguir el tejido mamario; esto se puede complementar con una ecografía mamaria.

El Dr. Gómez aclara que “el aumento de volumen mamario también puede ser consecuencia de un exceso de tejido adiposo y no mamario, en esos casos se trata de una pseudo-ginecomastia”.

– Tratamiento

El especialista recomienda, como primera aproximación, la observación “especialmente si es que tiene menos de un año de evolución o si el adolescente aún no ha cumplido 16 años, ya que en este periodo se resuelven espontáneamente en más del 70% de los casos”.

El tratamiento estándar es la cirugía y consiste en la resección quirúrgica de la glándula mamaria, que puede estar acompañada de liposucción localizada para un mejor efecto cosmético. “Como alternativa a la cirugía, se ha intentado la hormonoterapia, pero las tasas de regresión completa no superan el 40% y el efecto es menor aún si es que el aumento de volumen lleva más de un año, ya que la fibrosis asociada hace menos probable la respuesta al tratamiento”, asegura.

De este modo, el tratamiento de elección es la cirugía y se indica en los siguientes casos:
· Aumento de volumen que no regresa después de un año.
· Aumento de volumen que no regresa después tratamiento médico.
· Inadaptabilidad social (vergüenza) que limita la vida diaria del adolescente.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Pediatría.




Deja un comentario