UN ACOMPAÑANTE PARA TODA LA VIDA


El virus Herpes se puede presentar a cualquier edad y, a pesar de que se puede tratar, una vez adquirido permanece para siempre en el cuerpo. Por lo tanto, aunque se logre controlar y desaparecer externamente, es bastante probable que vuelva a brotar en algún momento de la vida.

El herpes es un virus que se da frecuentemente y es altamente contagioso. Se presenta como vesículas o pequeñas ampollas agrupadas sobre una mancha roja en alguna parte del cuerpo, dependiendo del tipo de virus.

Entre los más frecuentes se encuentran:
-Virus Herpes tipo 1: produce lesiones en la cara y labios. Se contagia en la primera infancia mediante besos de gente que tiene lesiones.
-Virus Herpes tipo 2: origina lesiones en el área genital, perianal y glúteos. Generalmente es de contagio sexual.
-Virus Herpes Zoster: puede localizarse en cualquier zona del cuerpo y de forma más extensa que los anteriores. Se produce a raíz del mismo virus de la varicela (peste cristal), que queda guardado para siempre después de ocurrida esta enfermedad.

¿Cómo se trata?
El tratamiento indicado para esta patología, se realiza con antivirales por vía oral.

“Estos tipos de virus, una vez adquiridos, quedan guardados de por vida en el cuerpo y se reactivan ante diversos estímulos como baja de defensas, estrés, radiación solar, entre otros factores. Las recurrencias pueden ser varias veces al año para herpes simple. Con respecto al herpes Zoster, lo habitual es tener sólo un episodio durante la vida, aunque podría reaparecer nuevamente”, asegura la Dra. Perla Calderón, Dermatóloga de la Clínica.

Los primeros síntomas son: cosquilleo, ardor o dolor en la zona donde aparecerán posteriormente las lesiones características del virus. Por eso es recomendable consultar a un especialista, quien hará el diagnóstico al examinar al paciente, aunque a veces se pueden requerir algunos exámenes de apoyo.

La Dra. Calderón afirma que “no hay personas más propensas al virus herpes, ya que está ampliamente distribuido en los seres humanos. Pero en pacientes con defensas bajas, ocasionalmente podría complicarse con cuadros más serios tales como encefalitis por herpes”.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Dermatología.




Deja un comentario