Vasopresina (Por Inyección)


¿QUÉ ES?
La vasopresina es una hormona producida naturalmente por su cuerpo. Es necesaria para mantener una buena salud. La falta de vasopresina hace que su cuerpo pierda una cantidad excesiva de agua.

La vasopresina se usa para controlar la necesidad frecuente de orinar, el aumento de la sed y la pérdida de agua asociada con la diabetes insípida (diabetes de agua). También se puede usar para otras condiciones según lo determine su médico.

Si algo de la información en este folleto le causa preocupación especial o si desea más información acerca de su medicamento y al uso del mismo, consulte con su médico, enfermera o farmacéutico. Recuerde que debe guardar éste y todos los demás medicamentos fuera del alcance de los niños y que nunca debe compartir sus medicamentos con otras personas.

ANTES DE USAR
Dígale a su médico, enfermera y farmacéutico si usted . . .

es alérgico a cualquier otro medicamento, ya sea recetado o no;
está embarazada o piensa quedar embarazada mientras esté usando este medicamento;
está dando de lactar;
está usando cualquier otro medicamento recetado o no;
tiene cualquier otro problema médico, especialmente enfermedad del corazón o de los vasos sanguíneos, presión arterial alta o enfermedad del riñón.

USO APROPIADO

PRECAUCIONES

EFECTOS LATERALES
Efectos secundarios que deben ser informados a su médico inmediatamente

Raros — Dolor en el pecho; convulsiones; confusión; sueño; fiebre; dolor de cabeza (continuo); problemas al orinar; enrojecimiento de la piel; salpullido, ronchas o picazón en la piel; hinchazón de la cara, la boca, las manos o los pies; inconsciencia; aumento de peso; respiración con ruido o respiración difícil

Efectos secundarios que usualmente no requieren atención médica

Estos posibles efectos secundarios pueden desaparecer durante el tratamiento, pero si continúan o son molestos, consulte con su médico, enfermera o farmacéutico.

Menos comunes — Espasmos abdominales o de estómago; eructos; diarrea; mareos o vahídos; gases; dolor de cabeza (fuerte o pulsante); aumento del sudor; aumento en la necesidad de evacuar el intestino; náuseas o vómitos; piel pálida; temblores; área de color blanco alrededor de la boca

Otros efectos secundarios no mencionados anteriormente, también pueden ocurrir en algunos pacientes. Si usted nota cualquier otro efecto, consulte con su médico, enfermera o farmacéutico.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Medicamentos.




Deja una respuesta