Veraneo con adolescentes: Transando un poco se puede lograr


Las vacaciones pueden complicarse cuando los jóvenes empiezan a tener mayor autonomía e independencia.

“¿Con ustedes de nuevo? ¿Puedo invitar a alguien? ¿Me puedo ir donde mi amigo? Nadie va para allá”. Estos y otros reclamos pueden ser habituales cuando los hijos ya han cumplido cierta edad y consideran mucho más entretenido irse de vacaciones con los amigos en lugar de salir con su familia.

Muchos padres sufren con esto a la hora de decidir qué hacer en el verano, pero hay técnicas para resolverlo. Según Paola Dunner, psicóloga de la Unidad de Adolescencia de Clínica Alemana, es importante transar en algunos aspectos y tomar en cuenta la opinión de ellos también.

¿Cuáles son los reclamos más comunes de los adolescentes?
La falta de permisos para pasar parte de las vacaciones con amigos, especialmente si quieren ir solos o con sus pololos(as).

¿Hay que planificar las vacaciones con ellos o sólo se les debe informar la decisión tomada por los padres?
Es muy importante planificarlas en conjunto y que los padres e hijos hagan algún tipo de concesión para acomodarse a las necesidades de ambos. Esto los hará sentirse considerados en sus deseos y podrá elegirse algún destino para las vacaciones con el cual toda la familia esté conforme.

¿Es bueno que lleven amigos?
Es decisión de cada familia y de las circunstancias de las vacaciones. Por ejemplo, es muy probable que lo pasen bien en familia sin incluir a los amigos, que donde vayan haya amistades, o que económicamente o logísticamente no sea posible invitar a alguno.
Sin embargo, hay muchas familias que optan por invitar amigos, lo cual puede ser muy positivo para que los adolescentes no se aburran y se sientan acompañados. En conclusión, también es algo que se debería conversar en familia.

A los adolescentes les gusta veranear con sus familias?
A la mayoría le gusta y disfruta haciéndolo. Las ocasiones en que les puede no gustar son, por ejemplo, cuando hay conflictos intrafamiliares, malas relaciones, o cuando se aburren.

¿Cómo se puede mantener la unión familiar en vacaciones?
Lo más recomendable es poder mantener un equilibrio y que los adolescentes pasen una parte de las vacaciones con su familia y otra parte sin ella, ya sea con amigos (con o sin padres, dependiendo de la edad) o con familiares, entre otros.

¿Qué detalles hacen más atractivos los veraneos para los adolescentes?
Depende de cada adolescente y de sus gustos, pero lo que hace más atractivos los veraneos es que puedan hacer algo que les guste. Generalmente, es poder compartir con sus pares o hacer alguna actividad que les interese.

¿Qué aspectos se pueden transar?
Esto también va a depender de cada familia, sin embargo ambas partes deben transar para llegar a una alternativa que idealmente les acomode a todos.

Aunque estén en la casa con la familia, ¿hay que limitarles las salidas con los amigos de ese lugar?
No es recomendable limitarles la salida con amigos del lugar, no hay que olvidarse que las relaciones con los pares son muy importantes para los adolescentes y su desarrollo. Se pueden acordar momentos que se pasa con la familia, como por ejemplo, la hora de almuerzo y de comida, o algún paseo y momentos en que se los deje libres para elegir qué quieren hacer.

¿Cuándo se les puede dar libertad para que salgan a veranear solos con amigos?
Cuando sean suficientemente independientes y responsables de sí mismos. Esto generalmente puede ser al final de la Enseñanza Media o desde los 18 años.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Psicología y Psiquiatría.




Deja un comentario