VIRUS HANTA


Fiebre, escalofríos y dolores musculares, son algunos de los síntomas que presenta el contagio de este virus. Aprenda cómo prevenir.

El síndrome cardiopulmonar por Hantavirus es una enfermedad infecciosa aguda grave, causada por el virus Hanta presente en algunos tipos de roedores. Éste permanece en ellos sin provocarles ninguna enfermedad ya que lo eliminan a través de la orina, las excretas o la saliva.

Oligoryzomis longicaudatus, es el nombre con el que se denominan los ratones de cola larga, principales responsables del contagio de este virus en los seres humanos mediante la vía respiratoria.

Cuando las personas inhalan el virus presente en las deposiciones del ratón de cola larga corren el riesgo de contagiarse. “Al llegar al pulmón, después de un tiempo de latencia, se produce una intensa respuesta inflamatoria con fiebre, escalofríos y dolores musculares que si no se tratan a tiempo puede provocar edema pulmonar, insuficiencia respiratoria aguda, shock e incluso la muerte”, explica el Dr. Carlos Beltrán, infectólogo de Clínica Santa María.

Si bien las personas que inhalan este virus son las más expuestas, es posible que en algunos exista contagio entre humanos por vía respiratoria desde una persona enferma a otra susceptible.

– Aprenda a prevenir

Los ratones de cola larga habitan en zonas rurales entre la V y XI región, y es durante el verano cuando aparecen más casos. “Esto se relaciona con la mayor infestación de ratones y contacto de la gente con áreas rurales. Además, hay una mayor disponibilidad de alimentos como el florecimiento de la quila –planta que atrae a los roedores y su reproducción es mayor cuando aumentan estos alimentos-”, asegura el especialista

Por eso, es importante que tanto las personas que salen de vacaciones como los que trabajan en esas zonas, tomen las precauciones necesarias para evitar el contagio.

– Ventile las habitaciones que han permanecido cerradas por largo tiempo, como bodegas, despensas u otros recintos.
– Mantenga un aseo y limpieza de los utensilios de cocina.
– Elimine la basura en contenedores herméticos.
– Utilice detergentes, cloro y desinfectantes ambientales.
– Tome solo agua potable embotellada o hervida. Para cocinar, lavar platos y lavarse los dientes use agua desinfectada con cloro o hervida.
– Elimine los alimentos mordidos por ratones y cuyos envases estén rotos. Utilice guantes para recoger estos alimentos.
– Evite acampar en lugares donde se advierta la presencia de roedores.
– Use carpas con piso. De lo contrario, no duerma a ras de suelo.

La única forma de evitar la enfermedad es la aplicación de las medidas de prevención por parte de las personas que habiten, trabajen o visiten esos lugares.

En cuanto la manera de tratar esta infección, “no existen tratamientos específicos aceptados. Por eso, para combatir el cuadro clínico se debe hospitalizar al afectado en la Unidad de Cuidados Intensivos, para manejar la falla respiratoria y circulatoria”, afirma el infectólogo.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Glosario Médico.




Deja un comentario