VIRUS RESPIRATORIO SINCICIAL


El 80% de los niños se infecta al primer año de vida. Prevenga su aparición.

El Virus Respiratorio Sincicial se presenta como una enfermedad estacional que aparece principalmente a finales de otoño y dura todo el invierno. Es considerado el patógeno más importante de los virus respiratorios que afecta a lactantes y niños pequeños. Es capaz de alterar la respuesta inmune impidiendo que el pequeño se defienda de este virus provocando problemas en el sistema respiratorio.

Al comienzo, se manifiesta como un resfrío en la vía aérea superior. “Cuando el niño esté en esta etapa es importante que se le realice un aseo nasal para eliminar todas las secreciones, así evitará que el virus se propague en el cuerpo ”, explica la Dra. María Angélica Pérez, broncopulmonar pediátrica de Clínica Santa María. Además, agrega “si las molestias persisten por tres o cuatro días es posible que el virus haya llegado a la vía aérea inferior y desarrolle una inflamación produciendo una Bronquiolitis. Cuando ocurre esto, existe el riesgo de sufrir una hiperreactividad bronquial que puede dejar como consecuencia una enfermedad crónica como el asma”.

Dentro de los riesgos que su hijo puede correr cuando el virus está en los bronquios, es que desarrolle una neumonía. Por eso, debe estar atento si el niño presenta dificultad al respirar, tos, fiebre, sibilancias –ruidos en el pecho-, pierde el apetito o si tiene fiebre por más de dos días.

Los niños prematuros, los que asisten a jardines infantiles o sala cuna y los pequeños que tienen una enfermedad crónica o un compromiso inmunológico, tienen mayores probabilidades de padecer esta enfermedad, la cual es posible contraer a través las secreciones, estornudo, tos y contacto directo –manos, juguetes, muebles-. “Es fundamental que las personas se laven las manos antes de tomar, tocar o jugar con los niños”, enfatiza la especialista.

– Recomendaciones

No existe remedio o vacuna que proteja a los pequeños de la aparición de esta enfermedad, debido a que el Virus Respiratorio Sincicial no deja protección, es decir, el niño puede contagiarse más de una vez al año y repetirlo al invierno siguiente.

Para prevenir y cuidar a sus hijos, la especialista le entrega algunas recomendaciones para que lleve a la práctica sobre todo en esta época.

– Evite los lugares cerrados como los centros comerciales, ya que son recintos donde hay mucha gente que puede estar contagiada.
– Intente dejar a sus hijos en la casa y no llevarlos a la sala cuna, puesto que son espacios donde más circula este virus.

– Mantenga siempre un buen aseo en las fosas nasales y cuando su hijo empiece con síntomas de resfrío haga que tome bastante líquido.

– El smog favorece a que todos los virus proliferen, ya que produce una irritación de la mucosa respiratoria, al igual que el tabaco. Si va a fumar no lo haga dentro de su casa ni tampoco en lugares donde haya niños.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Pediatría.




Deja un comentario