Comienza el primer estudio del impacto ambiental en la fertilidad


El doctor Richard Lea de la Facultad de Medicina Veterinaria y Ciencia y el doctor Kevin Sinclair de la Facultad de Biociencias, del Reproductive Effects of Environmental Chemicals in Females Consortium (REEF), contarán con una beca de 500.000 libras (628.700 euros) para realizar esta investigación.

REEF podría llegar a recibir un total de 2,4 millones de libras (unos 3 millones de euros) en fondos de la Unión Europea (UE). La reunión inaugural del REEF se celebrará entre el jueves y el viernes en Copenague (Dinamarca), donde se lanzará formalmente el proyecto.

Estos dos investigadores estudiarán el impacto de niveles bajos de sustancias químicas en el ambiente en fetos que se desarrollan dentro del útero de ovejas. En concreto, las sustancias químicas que serán analizadas son las que se encuentran en los sedimentos de las aguas residuales humanas que con frecuencia se extienden en campos donde las ovejas pastan antes de entrar en la cadena alimenticia humana.

La cantidad de sustancias químicas absorbidas se espera que sea tan pequeña que será difícil diferenciarlo en los análisis. Sin embargo, a través del proceso denominado bioacumulación, las sustancias químicas puede convertirse con el tiempo en concentrados, acumulándose sobre todo en los tejidos grasos.

Al tercer año de estudio, los investigadores podrán saber cómo los compuestos químicos pasan de la madre al feto y cómo éstos impactan en el feto. Consideran que, aunque esta generación puede no tener problemas, los próximos y las generaciones futuras podrían sufrir problemas de infertilidad por esta exposición.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Fertilidad y Embarazo.




Deja un comentario