Descubren un vínculo entre la enfermedad de Alzheimer y el cáncer


Investigadores del Hospital de Brigham y las Mujeres de Boston (Estados Unidos) han descubierto un vínculo entre la enfermedad de Alzheimer y el cáncer a través de la investigación de una proteína asociada con la enfermedad neurodegenerativa en el cerebro de animales de investigación que padecen un trastorno similar al humano. Las conclusiones del estudio se publican en la edición digital de la revista Current Biology.

Los científicos explican que las neuronas no suelen dividirse, sin embargo, en la enfermedad de Alzheimer y otras demencias asociadas con la proteína llamada tau, las neuronas que mueren en realidad vuelven a producir proteínas que suelen verse durante la división celular o en el cáncer. Se desconoce si tales proteínas de la división celular provocan la muerte neuronal, las protegen de su degradación o son irrelevantes.

En el estudio actual los investigadores utilizaron un modelo de la enfermedad de Alzheimer en animales de investigación para examinar la relación de las proteínas de la división celular con la neurodegeneración. El poder de este modelo, que recapitula las características clave de la enfermedad humana, se encuentra en la posibilidad de utilizar herramientas genéticas para establecer una conexión causal entre un mecanismo molecular y la muerte neuronal.

Los científicos descubrieron que, como en la enfermedad humana, la producción anormal de proteínas del ciclo celular acompañó a la muerte neuronal en el modelo de experimentación animal.

Según los científicos, cuando el ciclo celular se bloqueó genéticamente o cuando se proporcionó a los animales fármacos anticancerígenos la pérdida de neuronas pudo prevenirse. La activación del ciclo celular depende de una actividad excesiva de la molécula de crecimiento celular, TOR, también conocida por encontrarse activada de forma anormal en la enfermedad de Alzheimer.

Al establecer estas conexiones, el estudio sugiere que los fármacos anticancerígenos podrían ser utilizados en el tratamiento de la enfermedad de Alzheimer y otros trastornos neurodegenerativos. De forma más amplia, los resultados apuntan a una conexión entre el cáncer y la demencia, dos de las enfermedades más importantes de la tercera edad.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Neurología.




Deja un comentario