El marisco es bueno para el desarrollo neurológico del bebé


Consumir, durante el embarazo, una elevada cantidad de marisco podría beneficiar el desarrollo neurológico del bebé, según sugiere un estudio de los Institutos Nacionales de Salud en Bethesda (Estados Unidos) y la Universidad de Bristol (Reino Unido). Las conclusiones de la investigación, que se publican en la revista The Lancet, muestran un mejor funcionamiento neurológico en los niños cuyas madres consumieron más de tres porciones de marisco a la semana, en comparación con el de aquellos niños que no tomaron o tomaron bajas cantidades de estos alimentos.

La investigación evaluó los posibles beneficios y peligros para el desarrollo infantil del consumo de diferentes niveles de mariscos durante el embarazo. El consumo de menos de tres porciones por semana, unos 340 gramos, se asoció con un aumento del riesgo de que los niños se situaran en el cuartil más bajo de coeficiente intelectual verbal, en comparación con madres que consumían una cantidad mayor a esta.

Así mismo, el consumo reducido de mariscos se asoció con un mayor riesgo de progresión por debajo de lo habitual en la conducta prosocial, las habilidades motoras sutiles y el desarrollo social. En las distintas medidas, un menor consumo de marisco durante el embarazo se correspondía con un mayor riesgo de progresos en el desarrollo por debajo del nivel óptimo.

Según los investigadores, aunque los mariscos son la fuente principal de ácidos grasos omega 3, esenciales para el desarrollo óptimo del cerebro del feto, las autoridades estadounidenses aconsejan a las embarazadas limitar su consumo a 340 gramos semanales para evitar la exposición del bebé a neurotoxinas procedentes de restos de contaminantes. Los resultados, señalan los autores, indican que no existen datos que apoyen tal advertencia y subrayan la importancia de no consumir una cantidad menor a las tres porciones semanales de marisco.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Nutrición y Dietética.




Deja un comentario