El poder curativo de las plantas


Un grupo de científicos de la Escuela de Medicina de la Universidad de Washington, la Universidad de Bloomington, en Indiana y la Universidad de Cambridge, han observado cómo la hormona de una planta (auxin) interactúa con su receptora, llamada TIR1, con un comportamiento muy parecido a las enzimas humanas involucradas en el cáncer.

Los resultados obtenidos en este estudio significan un gran avance para la biología y hasta para la agricultura del futuro. Mark Stelle, investigadora de la Universidad de Bloomington, señaló que es posible que el estudio sobre las plantas conduzca eventualmente al desarrollo de nuevas drogas contra el cáncer.

Hasta los momentos, se pensaba que las enzimas como la TIR1, llamadas ubiquitinas, solo podrían controlarse a través de interacciones entre proteínas; sin embargo los resultados obtenidos señalaron que las ubiquitinas influyen en el crecimiento de la planta y en su respuesta a la luz, mitigan el veneno y también actúan en la división de las células cancerosas en seres humanos.

Los científicos suponen que otras proteínas similares pueden afectarse por moléculas como la auxin ya que la estructura del TRI1, está mucho más conservada que las de otras ubiquitinas, incluidas las de las células humanas. Además, la química orgánica podría, hipotéticamente, sintetizar moléculas semejantes como un nuevo tipo de droga contra el cáncer.

Enfermedades tales como Parkinson y el cáncer de colon y mama son causados por defectos en la interacción entre la ubiquitina y sus sustratos polipéptidos. Razón por la cual este descubrimiento, abre la posibilidad de rescatar estas interacciones usando las moléculas pequeñas.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Plantas Medicinales.




Deja un comentario