Las mujeres con lesiones precancerosas de pronóstico favorable sobrevaloran su riesgo de cáncer de mama


Las mujeres con carcinoma ductal in situ (CDIS), lesión precancerosa de pronóstico favorable, sobrevaloran su riesgo de padecer un cáncer de mama invasivo, según sugiere un estudio del Instituto del Cáncer Dana-Farber en Boston (Estados Unidos) que se publica en la edición digital de la revista Journal of the National Cancer Institute.

Los resultados del estudio mostraron que muchas mujeres diagnosticadas con carcinoma ductal in situ (CDIS) tienen una percepción equívoca de su riesgo de cáncer de mama. El CDSI es una lesión precancerosa no invasiva en la que células anormales se encuentran en el interior de los conductos mamarios. Las mujeres con esta afección suelen tener una progresión favorable, con tasas de recurrencia bajas y sólo un uno por ciento de las pacientes muere por un cáncer de mama. Sin embargo, los estudios sugieren que las pacientes de CDSI valoran en exceso sus riesgos de recurrencia y desarrollo de un cáncer de mama invasivo.

Los investigadores analizaron la estimación de los riesgos de cáncer de mama entre las mujeres recién diagnosticadas con CDSI y cómo estas percepciones de riesgo se asociaban con la ansiedad y la depresión. Los científicos entrevistaron a cerca de 500 pacientes sobre su calidad de vida, incluyendo depresión y ansiedad, y su percepción del riesgo de recurrencia del cáncer de mama invasivo. Las entrevistas se realizaron en el momento de incorporación al estudio y de nuevo a los nueve y 18 meses.

En el momento de su incorporación, el 10 por ciento de las pacientes decían tener una ansiedad considerable y el dos por ciento estaban deprimidos. Con el tiempo, los niveles de ansiedad disminuían y los de depresión se mantenían bajos. Al inicio del estudio, el 54 por ciento de las pacientes decían creer que era moderadamente probable que desarrollaran de nuevo la afección en un periodo de cinco años y un 68 por ciento creía que era moderadamente probable que sufrieran otra vez el trastorno en algún momento de sus vidas.

Además, el 28 por ciento de las mujeres creía que era al menos moderadamente probable que el CDIS se extendiera a otras partes del organismo. Después de 18 meses, estas percepciones no habían cambiado. Los niveles elevados de ansiedad estaban asociados con una sobreestimación de los riesgos futuros.

Según los investigadores, aunque las mujeres con CDIS parecen tener una calidad de vida razonablemente favorable, algunas pacientes podrían sufrir de un mayor malestar y un deterioro en la salud mental que podrían estar asociadas a las crecientes percepciones inexactas sobre los riesgos del cáncer de mama. Los autores del trabajo creen que los especialistas que se ocupan de este número creciente de pacientes deberían estar alerta con respecto a estas percepciones equivocadas e intentar minimizarlas.

Los científicos señalan que la vigilancia activa podría ayudar a las mujeres cuyo trastorno no progresa a evitar el tratamiento y permitir a aquellas otras en las que sí avanza la enfermedad hacia el cáncer invasivo a ser diagnosticadas y tratadas cuando el pronóstico es todavía extremadamente favorable.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Oncología.




Deja un comentario