Los suplementos de ácido fólico reducen el riesgo de ictus


Los suplementos de ácido fólico reducen el riesgo de ictus un 18 por ciento o más, según un estudio de la Universidad de Northwestern en Chicago (Estados Unidos) que se publica en la revista The Lancet.

Los investigadores realizaron un meta análisis en el que combinaron ocho ensayos ya realizados sobre el ácido fólico en los que se incluían entre los aspectos a estudiar la ocurrencia de ictus.

Los suplementos de ácido fólico reducen las concentraciones de homocisteína en la sangre y los expertos creen que los niveles elevados de este aminoácido aumentan el riesgo de ictus, así como la enfermedad cardiovascular y la trombosis venosa profunda.

Según los investigadores, los suplementos de ácido fólico redujeron el riesgo relativo de ictus una media del 18 por ciento. Cuando el tratamiento duró más de 36 meses el riesgo disminuyó hasta un 29 por ciento, si se reducía la concentración de homocisteína en la sangre más de un 20 por ciento la reducción del riesgo era del 23 por ciento y si el paciente no tenía antecedentes de ictus el riesgo disminuía un 25 por ciento.

El estudio también descubrió que en áreas en las que no existían estos suplementos a través de cereales fortificados o parcialmente fortificados, los suplementos de ácido fólico disminuyeron el riesgo de ictus un 25 por ciento.

Los autores concluyen que el meta análisis proporciona evidencias coherentes de que los suplementos de ácido fólico reducen de forma significativa el riesgo de ictus en la prevención primaria. Por otra parte, señalan que se deberán realizarse estudios en áreas en las que no se incorporen suplementos de ácido fólico a los cereales y durante un periodo superior a los cuatro años entre una población sin antecedentes de ictus para comprobar la eficacia de estos suplementos sobre el ictus.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Neurología.




Deja un comentario