Un pan que engorda la mitad


Concha Collar y Cristina Molina-Rosell son investigadoras del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y son también las creadoras de un pan que tiene hasta un 45 por ciento menos de calorías, que es rico en fibras y que garantiza una textura y sabor agradables al gusto.

Las creadoras ya han solicitado la patente de esta composición de fibras que permite hacer pan y otros productos de bollería y galletería. Además de reducir a casi la mitad el aporte calórico con respecto a la media existente en el mercado, el compuesto desarrollado por las investigadoras del Instituto de Agroquímica y Tecnología de los Alimentos CSIC de Valencia tiene efectos beneficiosos para la salud, tanto de tipo metabólico, ya que baja los niveles de colesterol y azúcar en sangre, como fisiológicos, por la mejora que genera en el tránsito intestinal.

Según explica Collar, “hemos conseguido optimizar las características de la masa con una textura y un sabor agradables para el consumidor, consiguiendo una vida útil para el producto que se prolonga hasta los quince días”.

Además, su fabricación no supone un mayor coste. Según afirmo la otra autora del trabajo, Molina-Rosell, “la composición de fibras desarrollada no conllevaría ningún coste asociado a la adaptación de las líneas de producción y procesos al uso, ya que se incorpora como un ingrediente más de la formulación”.

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Nutrición y Dietética.




Deja un comentario