Una terapia con células madre evita la dependencia a la insulina en pacientes diabéticos


Una terapia que incluye el trasplante de células madre consiguió que pacientes con diabetes mellitus tipo 1 no necesitaran de la insulina durante diferentes periodos de tiempo, según un estudio de la Universidad de Sao Paulo en Ribeirao Preto (Brasil) que se publica en la revista Journal of the American Medical Association (JAMA).

En el momento del diagnóstico de diabetes, aproximadamente entre el 60 y el 80 por ciento del total de células beta ha desaparecido. La preservación de estas células es un importante objetivo para el control de la diabetes tipo 1 y la prevención de sus complicaciones asociadas.

Los investigadores, dirigidos por Julio C. Voltarelli, examinaron el efecto de altas dosis de inmunosupresión seguidas de un trasplante de células madre hematopoyéticas del propio paciente para preservar el funcionamiento de las células beta en 15 pacientes recién diagnosticados con la enfermedad. El tratamiento, que utiliza las células madre de la sangre del propio paciente, supone la extracción y tratamiento de las células madre y su reincorporación al paciente a través de una inyección intravenosa.

Los pacientes recibieron tratamiento entre siete y 36 meses y 14 de ellos se vieron libres de recibir insulina; en el caso de uno de ellos durante un periodo de hasta 35 meses, dos de ellos durante 21 meses, siete durante seis meses y dos de los pacientes durante uno y cinco meses respectivamente. Entre estos pacientes, uno volvió a utilizar insulina un año después del tratamiento. Los únicos efectos secundarios fueron la neumonía que se produjo en uno de los pacientes y alteraciones endocrinas en otros dos.

Según los investigadores, este es el primer tratamiento que utiliza altas dosis de inmunosupresión seguidas del trasplante de células madre para la diabetes tipo 1 humana. Los autores señalan que los resultados se obtuvieron en un número reducido de pacientes en una fase inicial de la enfermedad y que el 93 por ciento de los pacientes consiguieron no necesitar la insulina durante diferentes periodos con un tratamiento de baja toxicidad.

Los investigadores consideran que será necesario realizar un seguimiento más amplio para confirmar la duración de la independencia a la insulina y los mecanismos de acción del procedimiento

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Actualidad Médica.




Deja un comentario