¡Al mal tiempo, buena cara!


Con la llegada del frío, nuestro cuerpo experimenta cambios importantes a todos los niveles. Uno de esos cambios tiene que ver con nuestro humor, llegando incluso a sentir una leve depresión. A nivel interno existen muchos complementos naturales que nos van a ayudar a mantener nuestro sistema nervioso en plena forma, pero… ¿Qué pasa con nuestra piel?

La piel es el órgano más grande del cuerpo y es nuestra frontera con el exterior, de nosotros depende que lo que nos llega a través de ella nos beneficie o por el contrario nos cause estrés, y otros trastornos que pueden alterarnos. La cosmética natural te ayudará a mantener la piel bella todo el año para que pongas ¡al mal tiempo buena cara!

Desde hace muchos años es conocida y utilizada la aromaterapia por sus propiedades naturales que nos benefician a nivel dérmico, pero también a nivel interno. Y es que los aceites esenciales llegan a nuestro interior a través de la piel y a través de la glándula pituitaria, que cubre las fosas nasales, y hace que nuestro interior se vea favorecido con las propiedades naturales de estos aceites.

De esta forma la aromaterapia se convierte en nuestra aliada con la llegada del invierno y podemos utilizarla añadiendo unas gotitas al baño o a la crema corporal y facial diaria, como empleándola como ambientador o en saunas y baños turcos.

Los aceites esenciales más recomendados para animarnos en esta época del año son:

– Limón: además de elevar el tono, el aceite esencial de limón es vasoconstrictor y anticelulítico

– Naranja: este aceite esencial aporta tranquilidad y da seguridad además de favorecer el buen humor

– Romero: el romero es un gran estimulante, además de colaborar en aumentar y mantener el tono. Combinado con aceite esencial de ciprés, y realizando suaves masajes, lograremos que la sangre fluya mejor.

– Bergamota: este aceite esencial aporta vitalidad ya que tiene efecto estimulante, además de ayudar en tratamientos contra el tabaquismo

– Eucalipto: el eucalipto es conocido por despejar las vías respiratorias superiores y ayudar a que el oxígeno llegue limpio a los bronquios y pulmones, y posteriormente a la sangre.

En los baños, estos aceites proporcionan tranquilidad y sosiego, lo que contribuye posteriormente a nuestro bienestar, ya que nos permite estar activo pero de una forma serena, sin estrés ni nerviosismo. Ríndete a los mimos que te ofrece la naturaleza y empieza aponer ¡Al mal tiempo, buena cara!

Califica este Artículo
0 / 5 (0 votos)

Categoría: Dermatología.




Deja un comentario